Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Un fondo para el clima

Jueves 02 de setiembre de 2010 - Agenda Global - Nº 165

Martin Khor

Las inundaciones de Pakistán dejaron nuevamente en evidencia la urgente necesidad de establecer un sistema internacional adecuado de ayuda a los países en desarrollo afectados por el cambio climático y los desastres naturales.

La crisis empeoró la semana pasada, cuando las inundaciones que comenzaron en el norte del país se extendieron a las regiones del centro y el sur. El río Indus se salió de cauce en varios lugares y en la provincia sureña de Sindh debió evacuarse a un millón de personas.

Con el aumento de las inundaciones también crecieron las estimaciones sobre los costos de los daños y la reconstrucción. El Alto Comisionado (embajador) pakistaní en Londres, Wajid Shamsul, dijo que se necesitaban 15.000 millones de dólares para la reconstrucción de su país. Pero eso fue a mediados de agosto.

“La destrucción pudo haber llevado a Pakistán muchos años –si no décadas– atrás, debilitando aún más su frágil administración civil y agregando más cargas a su sistema militar”, dice un artículo del New York Times, que estima en más de veinte millones las personas afectadas.

Funcionarios pakistaníes e internacionales hicieron todo lo posible por salvar personas y propiedades, pero los desesperó que la peor calamidad natural nacional hubiera arruinado prácticamente todas las arterias físicas que mantienen unido al país, sostiene el New York Times.

El gobierno pakistaní estima que las inundaciones destruyeron unos ocho mil kilómetros de caminos y vías férreas, siete mil escuelas y más de cuatrocientos centros de salud.

Para tener una idea. En la reconstrucción de alrededor de ochocientos kilómetros de caminos en el Afganistán arrasado por la guerra, Estados Unidos gastó unos quinientos millones de dólares, y las obras insumieron varios años.

Otra comparación. En 2005, un organismo de ayuda de Estados Unidos gastó doscientos millones de dólares para reconstruir sólo cincuenta y seis escuelas, diecinueve centros de salud y otros servicios en la parte de Cachemira controlada por Pakistán.

El artículo del New York Times cita un estudio de dos universidades de Estados Unidos que estiman en 7.100 millones de dólares los daños de las inundaciones. Pero es bastante probable que esto esté por debajo de lo real. Otro informe cita una estimación gubernamental que ubica los daños entre 20.000 y 30.000 millones de dólares.

La tragedia pakistaní deja en evidencia la inmensa necesidad de fondos que tienen los países en desarrollo para hacer frente a los eventos extremos vinculados al clima, un número creciente de ellos provocados por el cambio climático.

En el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, firmada en 1992, los países desarrollados se comprometieron a pagar por los costos en que incurran los países en desarrollo para mitigar sus impactos y adaptarse a él. Pero este compromiso se ha quedado en gran medida en el papel.

Los gobiernos de Suiza y México invitaron esta semana a Ginebra a algunos ministros para discutir el financiamiento en materia de clima.

El tema básico, evidenciado por las inundaciones de Pakistán y el terremoto de Haití, es la necesidad de que exista un sistema adecuado de ayuda a los países golpeados por los desastres relacionados con el clima.

Hasta ahora, los países afectados han tenido que depender de las donaciones y los fondos prometidos suelen ser muy escasos. Por lo tanto, las negociaciones sobre el clima deben apuntar a la creación de un sistema de financiamiento institucional adecuado y en el primer lugar de la agenda se ubica un nuevo Fondo para el Clima.

Los países en desarrollo quieren estar bajo la autoridad de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y no bajo el control del Banco Mundial, con el cual han tenido malas experiencias.

Otro tema clave es la cantidad de fondos necesarios para mitigación (medidas para impedir el cambio climático), adaptación (medidas para lidiar con los efectos del cambio climático), tecnología y creación de capacidad.

El Informe sobre el desarrollo mundial 2010 del Banco Mundial ha estimado que en los países en desarrollo, la mitigación costaría entre 140.000 y 175.000 millones de dólares anuales en los próximos veinte años, y hay necesidades de financiamiento asociadas de 265.000 a 565.000 millones de dólares.

En materia de adaptación hay varios cálculos sobre las necesidades financieras. La mayoría de los estudios tienen un alcance limitado, pues dejan fuera a varios sectores y actividades.

Un informe del Banco Mundial estima que los países en desarrollo necesitan alrededor de 100.000 millones de dólares por año. Ésta es una cifra más elevada que la estimada en el informe de la Secretaría de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: entre 27.000 y 66.000 millones de dólares anuales.

Sin embargo, si en los sectores estudiados se corrige la subestimación del cálculo, el costo real estaría ubicado entre los 68.000 y 165.000 millones de dólares anuales.

También se necesita financiamiento para la tecnología en materia de clima. El grupo de expertos de la Convención de las Naciones Unidas informó que las necesidades financieras en ese sector están entre 300.000 millones y un billón de dólares por año. De este total, se calcula que los países en desarrollo tienen necesidades adicionales de financiamiento de 182.000 a 505.000 millones de dólares por año para instrumentación y divulgación de tecnología.

Una vez más, aquí parece haber una subestimación de los costos, ya que el informe asume que los países en desarrollo no necesitan investigación tecnológica, la cual quedaría reservada a los países desarrollados.

Hasta ahora, las promesas de los países desarrollados –10.000 millones de dólares por año para el período 2010-2012 y hasta 100.000 millones por año a partir de 2020– son muy insuficientes si se tiene en cuenta lo que se necesita.

Como revela la tragedia de las inundaciones en Pakistán, los perjuicios causados por el cambio climático pueden ser muy altos.

Ahora es necesario discutir seriamente el sistema de financiamiento y los montos para que los países en desarrollo tengan alguna posibilidad de sobrevivir en el futuro.

Descargar Nº 165 [pdf]


Publicado: Jueves 02 de setiembre de 2010 - Agenda Global - Nº 165

Etiquetas:

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com