Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Desastres naturales y seguridad nuclear

Jueves 17 de marzo, 2011 - 10 Año 2011

Martin Khor

El terremoto que azotó Japón y sus catastróficos efectos acentuó la necesidad de que todos los países anticipen los desastres, ratificó los peligros de los tsunamis y volvió a poner sobre la mesa el tema de la seguridad nuclear.

El terremoto y el tsunami del viernes 11 de marzo pusieron de relieve numerosas cuestiones de gran importancia para todos los países.

En primer término, el aumento de la frecuencia e intensidad de los desastres naturales y la necesidad de los países de prepararse y reducir al mínimo los daños, así como la de gestionarlos adecuadamente cuando éstos ocurren.

De hecho, la preparación ante los desastres debe tener ahora la máxima prioridad en la medida que parece probable que serán más frecuentes, y es difícil predecir en qué forma y en qué país se van a producir.
Si el año pasado fue malo, éste pueden ocurrir calamidades naturales igualmente graves.

En 2010, se produjo el devastador terremoto en Haití, que mató a unas 223.000 personas y dejó a dos millones sin hogar. También hubo terremotos en Chile y China (abril), Sumatra (abril y octubre, acompañados por un tsunami) e Irán (diciembre).

Este año, los terremotos causaron estragos en Christchurch, Nueva Zelanda, y ahora en Japón. Además, se han producido grandes inundaciones en muchas partes del mundo, entre ellas Australia, Pakistán, China, Sri Lanka, India, Indonesia, Colombia y Venezuela.

En 2010, las pérdidas económicas en todo el mundo por catástrofes naturales y desastres provocados por el hombre se calculan en 222.000 millones de dólares-más del triple de los 63.000 millones del año anterior-, y murieron 260.000 personas, la mayor cifra desde 1976.

Japón es considerado uno de los países mejor preparados para hacer frente a los desastres naturales. Los edificios están construidos para resistir los terremotos y sus costas tienen protección contra los tsunamis. La población está bien entrenada sobre qué hacer en estos casos.

Aún así, el terremoto del viernes tuvo efectos terribles, especialmente el tsunami que borró del mapa algunas pequeñas ciudades y causó graves daños a muchas otras.

Los efectos devastadores de los tsunamis constituyen la segunda lección de la semana pasada.

Muchos países pueden no estar ubicados en una zona sísmica, pero sí en el área de impacto de los tsunamis provocados por terremotos originados en los océanos. Hace seis años, varios países asiáticos se vieron afectados por el tsunami gigante provocado por el terremoto ocurrido en el mar al noroeste de Sumatra.

Lo ocurrido la semana pasada en Japón demostró que los tsunamis gigantes no son excepcionales. Los países del sudeste asiático deberían estar siempre alertas y tener planes de contingencia, porque se anuncian más terremotos cerca de Sumatra y en la costa de Japón y los tsunamis que generan podrían tener un impacto aún mayor en otros países que el del viernes 11 de marzo.

La tercera cuestión tal vez sea la más importante: la seguridad de la energía nuclear.

Incluso antes de que Japón pudiera rescatar o atender a todas las personas atrapadas luego del tsunami, la atención pasó rápidamente a sus centrales nucleares.

Cinco reactores en dos de las plantas nucleares entraron en situación de emergencia.

A raíz del terremoto, los reactores quedaron sin electricidad. Si bien en once de las centrales nucleares los sistemas de refrigeración de emergencia funcionaron, en algunas de ellas los generadores diesel de emergencia quedaron inactivos una hora después del terremoto, posiblemente abatidos por el tsunami, lo que afectó el sistema de refrigeración.

Si el enfriamiento se reduce drásticamente y el agua del reactor se recalienta y evapora, podría dar lugar a una situación de fusión del combustible nuclear, liberando los fragmentos de uranio que guarda en su interior.

Las autoridades aseguraron que no se ha producido una liberación peligrosa de radiactividad. Pero el sábado 12 de marzo, una explosión en uno de los reactores volvió a generar máxima preocupación en todo el mundo. Miles de personas que viven dentro de los veinte kilómetros de la planta afectada fueron evacuadas como medida de precaución.

Esta semana se fue conociendo la magnitud de los daños y veremos si los sistemas de refrigeración pueden restaurarse a tiempo en todas las centrales nucleares para evitar que la situación se agrave.

Pero esto vuelve a poner sobre la mesa la cuestión de la seguridad de la energía nuclear.

Las preocupaciones en materia de seguridad –en especial después de los accidentes nucleares en Three Mile Island (Estados Unidos) en 1979 y Chernobyl (Ucrania) en 1986- habían provocado una fuerte caída en la construcción de nuevas centrales nucleares en todo el mundo. Sin embargo, en los últimos años se reavivó el interés por la energía nuclear debido a la prioridad asignada a la búsqueda de alternativas al petróleo, tanto por la seguridad energética como para mitigar el cambio climático. Algunos países que se habían planteado eliminar la energía nuclear decidieron extender su uso, mientras que otros anunciaron su intención de incorporarla.

Japón depende en gran medida de energía nuclear, que es la fuente de un tercio de la electricidad del país.

Dado que los terremotos son comunes, las centrales nucleares japonesas están diseñadas para soportarlos, pero los acontecimientos de la semana pasada demostraron que uno de gran magnitud puede provocar una situación de emergencia. Incluso sin que se produzca un colapso catastrófico en las centrales, puede haber un riesgo considerable de importante fuga radiactiva al ambiente.

La mala prensa que seguramente le traerá este incidente a la energía nuclear podría provocar una fuerte reacción de la opinión pública y una reevaluación de sus costos y beneficios.

Martin Khor, fundador de la Red del Tercer Mundo, es director ejecutivo de South Centre, una organización de países en desarrollo con sede en Ginebra.


Publicado: Jueves 17 de marzo, 2011 - 10 Año 2011

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com