Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Victoria moral para los palestinos en la ONU

Viernes 30 de setiembre de 2011 - 38 Año 2011

Martin Khor

La causa por el reconocimiento del Estado palestino obtuvo una victoria moral y política. Sin embargo, el camino hacia el reconocimiento formal en las Naciones Unidas continuará siendo empinado.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, pasó a la historia en las Naciones Unidas con su reclamo de reconocimiento del Estado palestino. “No creo que nadie que tenga un ápice de conciencia pueda rechazar nuestra solicitud de afiliación plena a las Naciones Unidas”, expresó ante la Asamblea General del foro mundial mientras blandía una copia de la carta de solicitud de membresía plena que presentó ante el secretario general, Ban Ki-moon. “Éste es el momento de la verdad”, remató.

Abbas fue ovacionado al finalizar su discurso, en lo que representó una victoria moral para los palestinos. Pero el reconocimiento del Estado palestino en las Naciones Unidas aún es incierto.

No había pasado una hora cuando el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, formuló un duro ataque contra Abbas y su iniciativa, argumentó en favor de la posición de Israel frente a Palestina, subrayó los temores de su país en materia de seguridad y pidió al presidente palestino que se reunieran de inmediato en el edificio de las Naciones Unidas para negociar la paz.

Los escasos aplausos que recibió su discurso contrastan con la ovación que mereció el de Abbas, evidenciando claramente dónde están las simpatías de la mayoría de los miembros de las Naciones Unidas.

Pero los próximos pasos serán difíciles para los palestinos. Su solicitud ya fue entregada al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que tiene la potestad de decidir si acepta o rechaza la condición de Estado. Seguramente pasarán varias semanas antes de que adopte una decisión.

Se necesitan nueve votos de los quince miembros del Consejo de Seguridad para que la solicitud palestina tenga éxito. Pero Estados Unidos apoya a Israel y ya ha dejado en claro que, de ser necesario, ejercerá el derecho a veto que tiene en su condición de miembro permanente.

El veto de Estados Unidos no sólo socavaría aún más su credibilidad en el mundo árabe sino que también agravaría la violencia callejera en la región ante la parcialidad extrema revelada por la superpotencia en su función de mediadora. Para no verse obligado a utilizar su poder de veto y así no quedar tan expuesto, Washington trabaja a toda máquina para persuadir a los demás miembros del Consejo de Seguridad (China, Francia, el Reino Unido y Rusia) de que no voten por la solicitud palestina.

El Cuarteto para la paz en Medio Oriente –integrado por Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y las Naciones Unidas– se reunió el mismo viernes 23 de setiembre en el que Abbas se dirigió a la Asamblea General, emitió una declaración exhortando a israelíes y palestinos a reunirse lo más pronto posible y presentó un cronograma con el objetivo de lograr un acuerdo de paz en el término de un año.

Pero la declaración del Cuarteto, considerada por algunos como una alternativa a la vía Palestina en las Naciones Unidas para su reconocimiento como Estado, no satisfizo las expectativas palestinas y Abbas consideró su respuesta “insuficiente y tardía”.

Las conversaciones bilaterales entre israelíes y palestinos, con el gobierno de Estados Unidos como mediador, no han logrado producir un acuerdo de paz en los últimos veinte años. En cambio, Israel ha ampliado enormemente sus asentamientos en los territorios ocupados, incluso en la parte oriental de Jerusalén.

El brutal bombardeo sobre Gaza de 2008-2009 mató e hirió a miles de palestinos y redujo a escombros sus hogares y edificios públicos, causando conmoción e indignación en la opinión pública mundial.

La agresión israelí y la construcción de asentamientos en medio de un proceso supuestamente de paz desacreditaron a Abbas y a su gobierno, especialmente después de que la cadena de televisión árabe Al Jazeera y el diario británico The Guardian publicaran detalles de algunas de sus posiciones negociadoras, que para muchos representaban una capitulación frente a los israelíes.

Mientras tanto, la esperanza de que Barack Obama resultara un mediador honesto, alimentada por su severa actitud inicial con el primer ministro israelí y su declaración de que los asentamientos debían detenerse y un acuerdo de paz tenía que basarse en las fronteras previas a 1967, se desvaneció rápidamente a medida que los grupos de presión israelíes incidieron hasta revertir su posición. Al extremo de que el discurso del presidente estadounidense de la semana pasada en las Naciones Unidas fue descrito como patético por Robert Fisk, un reconocido experto en Medio Oriente, corresponsal jefe en la región del diario británico The Independent.

La dirigenta palestina Hanan Ashrawi, por su parte, no daba crédito a lo que escuchaba: “Parecía que los palestinos estaban ocupando Israel. No hubo ni una sola palabra de solidaridad para con los palestinos. (Obama) Habló solamente de las preocupaciones de los israelíes”.

Peor aún, el presidente estadounidense criticó a los palestinos por reclamar a las Naciones Unidas el reconocimiento del Estado palestino.

Ante estas contundentes evidencias, las posibilidades de que la petición palestina tenga éxito en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas parecen nulas.

Sin embargo, la opinión pública y diplomática ha cambiado y continuará fortaleciendo la causa palestina. Al final, si su solicitud no obtiene los votos suficientes o si Estados Unidos ejerce su derecho a veto, los palestinos todavía pueden presentarse ante la Asamblea General y obtener un voto para pasar de la condición de entidad observadora a la de Estado observador. Esto sería una forma indirecta de lograr el reconocimiento como Estado.

La situación de los palestinos es verdaderamente dramática y sus esfuerzos merecen mayor apoyo. Aún cuando ahora tal vez obtengan sólo una victoria moral y política, esto puede infundirles esperanza para continuar con su lucha.

Martin Khor, fundador de la Red del Tercer Mundo, es director ejecutivo de South Centre, una organización de países en desarrollo con sede en Ginebra.


Publicado: Viernes 30 de setiembre de 2011 - 38 Año 2011

1 comentario

  1. Diego Pacheco
    -

    exponer a cerca de los conflictos que han surgido en el llamado territorio conocido como Palestina, en mi opinión personal digo que sería bueno que tanto los dos principales actores del conflicto que son los Palestinos y los Israelíes, llegaran a solucionar sus problemas que son principalmente por el territorio que este en un principio fue habitado por los judíos que tras varios sucesos mundiales y guerras fueron perseguidos y retirados de sus tierras y se empezaron a esparcir por todo el mundo y los estado árabes de los alrededores (Israelíes) fueron los que también llegaron a ocupar ese territorio, por ello se empezó la disputa entre estos dos pueblos, que también influyo sus diferentes costumbres y forma de religión; En la actualidad la OLP ( Es el legitimo representante del pueblo Palestino ante la comunidad internacional.) reclama el derecho a la autodeterminación de la población palestina, la creación de un Estado en Cisjordania y Gaza, con capital en Jerusalén del Este, y el retorno de los refugiados pero esto es lo que no se ha podido resolver aun, pero esto lleva a algo todavía más grande que es en sí un problema mundial porque conlleva a una gran inestabilidad en el Oriente Medio, tras más de 50 años de problemas se ha tratado de llegar a una solución, en este conflicto también ha tratado de intervenir Estados Unidos para apoyar para que se acaben estos problemas.
    Opino que el pueblo Palestino no está actuando de manera agresiva ni de mala forma, ellos lo único que quieren es que se les de autodeterminación a su territorio, se les reconozca y se respeten sus derechos, pero el pueblo de Israel no lo ve así ellos piensan que si se da este paso sería en contra de ellos y sus principios.
    En general el futuro del Estado de Palestina se va a resolver entablando verdaderos acuerdos, no solamente con Israel sino con todos los países que integren la Organización de las Naciones Unidas para que con el apoyo de estos hagan ver al pueblo de Israel que no existe ningún acto en contra de ellos, porque la gran mayoría de estos países que integran la comunidad también tienen buena relación con Israel.

    El futuro de Palestina se ve un afectado por las decisiones que ha tomado el país de los Estados Unidos que no está de su lado sino del lado de Israel, y de verdad esto se me hace muy serio porque en realidad Estados Unidos tiene un gran poder sobre la Organización de las Naciones Unidas que hace que los demás países no actúen de manera individual para poder apoyar el reconocimiento del Estado Palestino, espero que la respuesta de la solicitud de Palestina de pertenecer a la ONU en los próximos tiempos se una respuesta positiva porque esto sería muy bueno para toda la sociedad mundial y daría un buen giro a favor a la paz mundial.

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com