Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Crimen contra crimen

Viernes 28 de octubre de 2011 - 42 Año 2011

Héctor Béjar

Ha muerto en su ley Muamar Gadafi, al que ahora la prensa occidental llama pintoresco y estrafalario. No es necesario recordar que fue recibido con honores por Sarkozy y Berlusconi, a la vez que mantenía relaciones casi carnales con Condolezza Rice.

No es al dictador y terrorista al que ha matado Occidente: es al impulsor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y al constructor de una Libia que alguna vez fue independiente de los poderes imperiales.

Resulta que ahora es bueno asesinar uno por uno a los hijos de un gobernante, bombardear escuelas y hospitales, destruir ciudades íntegras, matar personas sin previo juicio, acumular cadáveres, arrastrar un herido, dejarlo morir, ocultar el cadáver y celebrar el crimen. Y quedarse con el dinero y el petróleo de una nación.

¿Aplaudiremos estos hechos y otros parecidos como triunfos de la democracia contra dictadores estrafalarios? ¿Callaremos frente a esta serie de crímenes realizados a vista y paciencia de la humanidad entera en pleno siglo XXI? ¿La cosa es ahora ojo por ojo diente por diente?

¿Uno puede ordenar fríamente y sin arriesgar la piel la desaparición de ciudades como Trípoli y Sirte, con todos sus habitantes, y decir que uno es un gobernante demócrata, festejar los asesinatos y beneficiarse de los latrocinios?

Para el Occidente capitalista hay dictadores buenos y dictadores malos, criminales buenos y criminales malos. Si no eres servil o cómplice eres malo. Eres bueno mientras sirves. Si ya no sirves, porque les contradices o no aseguras un gobierno estable para ellos, arriesgas. La CIA y la OTAN pueden tramar una intervención, vestir a la chusma de revolución popular, dar un golpe de Estado o llevar a cabo una guerra internacional contra ti.

Lo que está en juego son las corporaciones o la manera en que sirvas a su estrategia de dominio mundial.

Jean-Bédel-Bokassa, autoproclamado Presidente Vitalicio, Mariscal y Emperador de Centroáfrica, bendecido por la Santa Sede, amigo personal de Valéry Giscard d´ Estaing desde 1966 hasta 1979, vivió largos años exiliado en su palacio de París.

Jean–Claude Duvalier, Baby Doc, Presidente Vitalicio de Haití desde los diecinueve años (1971–1986), derrocado por una insurrección popular de verdad, vive en la provenzal Mougins, cerca de la Costa Azul, se le concedió la ciudadanía francesa y asiste con su esposa a fiestas de la alta sociedad gozando la enorme fortuna que le robó a su país. Pretende ser de nuevo presidente de Haití.

¿Ha oído usted hablar de Paul Kagame, dictador de Ruanda? Tony Blair es su asesor, y está en el poder desde 1994. Meles Zenawi, dictador de Etiopía, es responsable de la muerte de civiles anuak en Gambela y de los somalíes de Ogaden. Yoweri Kaguta Museveni, dictador de Uganda, debe responder por la muerte de cuatro millones de personas en las guerras del Congo 1996–1998 y 1998–2003.

Todos llegaron al poder con elecciones fraudulentas. Todos son ladrones de sus Estados y responsables de masacres. Son los dictadores más crueles y sanguinarios de la historia, pero los medios los ignoran porque hacen la política de los grandes.

¿Quiere usted más nombres de dictadores? Paul Biya en el poder en Camerún desde 1982; Idriss Déby, en el Chad, desde 1990; Faure Eyadéma, en Togo, que heredó a su padre, dictador desde 1967; Omar Bongo, en Gabón, presidente desde 1967; Lasana Conte, en Guinea Conakry, presidente desde 1984; Teodoro Obiang, en Guinea Ecuatorial, en el poder desde 1979, definido por el ex embajador norteamericano Frank Rubby como “el gobernante más asesino y ladrón del mundo”.

Francia asila a Duvalier, tal como protegió a Bokassa y a Mobutu.

Si Gadafi no hubiese promovido la unidad árabe en su juventud ni hubiese organizado una Libia independiente, todavía estaría en el poder o se le habría tendido un puente de plata para un buen retiro en Roma o París. Pero se le ocurrió no rendirse y pelear hasta el final. Algo que en el mundo de hoy es ridículo y estrafalario. Tan estrafalario como Berlusconi y Sarkozy.


Publicado: Viernes 28 de octubre de 2011 - 42 Año 2011

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com