Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Un plan mundial para el desarrollo sustentable

Viernes 11 de mayo de 2012 - 65 Año 2012

Martin Khor

Es probable que los dirigentes mundiales creen en junio una arquitectura global para el desarrollo sustentable. Éste sería el resultado más importante de la Cumbre de Río+20, oficialmente denominada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, que conmemora el vigésimo aniversario de la histórica Cumbre de la Tierra de 1992.

En los últimos veinte años se han agravado muchos problemas y las organizaciones actualmente abocadas al tema del desarrollo sustentable son demasiado débiles. Fortalecerlas es crucial si se quiere revertir la tendencia de deterioro.

La semana pasada se celebró en Nueva York una reunión preparatoria de Río+20 para discutir cómo fortalecer o crear varias instituciones que aborden las tres dimensiones del desarrollo sustentable -el social, el económico y el ambiental- y trabajar en el documento que sería el resultado de la cumbre.

Uno de los grandes temas fue el Marco Institucional para el Desarrollo Sostenible. Hay cuatro grandes temas dentro de este marco: 1) la posible creación de un nuevo organismo o foro de desarrollo sostenible; 2) el fortalecimiento del papel del Consejo Económico y Social (Ecosoc) de las Naciones Unidas; 3) el fortalecimiento de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible existente; y 4) el futuro estatus del Programa de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente (PNUMA).

En el primer tema, se presentaron propuestas para crear ya sea un Consejo de Desarrollo Sostenible o un “foro de alto nivel político”. Las propuestas plantean que el nuevo organismo se cree dentro de las Naciones Unidas, bien sea en el marco de la Asamblea General o del Ecosoc.

La idea de transformar la actual Comisión sobre el Desarrollo Sostenible en un nuevo Consejo de Desarrollo Sostenible la propusieron originalmente la Secretaría de Río+20 y los codirectores del proceso. El Consejo sería el órgano de alto nivel con autoridad para considerar los asuntos que integran las tres dimensiones: social, económica y ambiental. La Unión Europea, Suiza, Noruega y Corea del Sur, más algunos países en desarrollo, apoyaron la propuesta.

El Grupo de los 77 (G-77) y China propuso crear un foro político de alto nivel que comprenda a todos los estados miembros de las Naciones Unidas, con autoridad para hacer el seguimiento de la aplicación de todos los compromisos sobre desarrollo sustentable, así como para coordinar los organismos de las Naciones Unidas y los acuerdos ambientales multilaterales.

Varios delegados señalaron las similitudes entre las propuestas del Consejo y del Foro, por lo que habría amplio apoyo para la creación de uno u otro.

El G-77 y China retiró su propuesta como grupo, pero varios países en desarrollo volvieron a presentarla de manera individual.

Hay otras dos opciones relativas al desarrollo sustentable. Una es mantener la actual Comisión sobre el Desarrollo Sostenible -en lugar de transformarla en el nuevo Consejo- y mejorar sus métodos, agenda y programa de trabajo. Esto se ve como una alternativa en caso de que finalmente no se creen ni el Consejo ni el Foro. La otra es fortalecer el papel del Ecosoc.

Algunos países subrayaron que alcanza con reformar el Ecosoc y que no se necesita un nuevo Consejo. Pero varias delegaciones no creen que su fortalecimiento sea contradictorio con las otras propuestas, si bien habría que resolver la división de trabajo entre su función y la del nuevo Consejo o Foro.

Mientras tanto, ha habido un debate considerable y a menudo polémico sobre el futuro papel y estatus del PNUMA. No existe acuerdo en cuanto a si elevarlo al grado de organismo especializado de las Naciones Unidas -propuesta que respaldan firmemente la Unión Europea y los países africanos- o si fortalecer su mandato pero manteniendo su actual condición de programa de las Naciones Unidas.

El G-77 y China había propuesto inicialmente algunas formas de fortalecer el PNUMA, que consisten en que todos los países integren su consejo de gobierno, brindarle fondos adicionales y fortalecer su mandato y capacidad, así como la coordinación en los temas de medio ambiente dentro del sistema de las Naciones Unidas.

Luego de que retirara la propuesta debido a que el Grupo Africano decidió presentar una propia, que ponía énfasis en elevar al PNUMA al rango de organismo especializado, lo que otros países en desarrollo no estaban dispuestos a aceptar, varios países volvieron a presentarla.

La Unión Europea ha sido el principal defensor de esta causa. En tanto, Estados Unidos, Rusia y Canadá, así como algunos países en desarrollo, se muestran inflexibles en su negativa a crear un nuevo organismo.

En la reunión de Nueva York quedó de manifiesto que todavía existen profundas diferencias en la mayoría de los temas, en especial entre países desarrollados y en desarrollo. Antes de que el texto sea llevado a Río para las negociaciones finales, los mismos se continuarán discutiendo a fines de este mes, cuando se celebre otra sesión preparatoria de Río+20.

Martin Khor, fundador de la Red del Tercer Mundo, es director ejecutivo de South Centre, una organización de países en desarrollo con sede en Ginebra.


Publicado: Viernes 11 de mayo de 2012 - 65 Año 2012

1 comentario

  1. [...] plan mundial para el desarrollo sustentable11/05/2012 Martin Khor en Agenda Global Es probable que los dirigentes mundiales creen en junio una arquitectura global para el desarrollo [...]

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com