Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Nubarrones

Viernes 22 de junio de 2012 - 71 Año 2012

Héctor Béjar

Puede que quince naciones europeas reduzcan sus calificaciones crediticias en el 2012. Japón no sale de su ya crónica depresión. En Siria se juega el límite permitido por Rusia al avance de los Estados Unidos en Medio Oriente.

Hillary Clinton empieza a acusar a Rusia de no cooperar con los intereses de los Estados Unidos. En una confrontación bélica entre Rusia y Estados Unidos, Rusia pediría al apoyo de China, pero ésta parece más interesada en su propia supervivencia hasta que pueda enfrentarse en algún futuro a los Estados Unidos en mejores circunstancias.

La increíble alianza militar entre Vietnam y los Estados Unidos continúa. Los antes masacrados vietnamitas reciben desde 1995 a los marinos norteamericanos como huéspedes de honor para equilibrar el poder chino en su disputa por el petróleo de los archipiélagos de Paracel y Spratly en el mar meridional de China. Ellos dicen que los buques vietnamitas de exploración petrolera son dañados por barcos chinos. En el pasado, los chinos han invadido dos veces Vietnam.

Armada hasta los dientes, Corea del Norte se mantiene en guardia.

En sus “Perspectivas del crecimiento mundial”, el Fondo Monetario Internacional predice que los precios de las materias primas bajarán en el futuro próximo.

La deuda soberana (bonos que los estados emiten para pagar la deuda que adquirieron para salvar a los bancos) ha resultado en que las familias españolas ya no puedan comprar como antes, y eso impide la recuperación económica. Esta situación contribuye a la baja del euro.

Calificadoras de crédito como Finch y S&P están considerando incluir a Francia y Alemania en la reducción de sus calificaciones.

Los Estados Unidos no encuentran solución a su desempleo y déficit de quince trillones de dólares. A pesar de que los precios de las propiedades son una fracción de lo que eran, la contracción de créditos impide acceder a préstamos y elimina la forma que tienen los bancos de hacer dinero. Ahora les toca la recesión a los bancos y ya no habrá Estado para salvarlos.

La Reserva Federal continúa imprimiendo billones de dólares sin respaldo. Como resultado, el dólar norteamericano continúa perdiendo valor contra  monedas duras como el franco suizo y el dólar canadiense.

En el 2012, el oro puede llegar a superar los 2,500 dólares por onza.

China reduce su crecimiento para 2012 al 7.5 por ciento, medio punto por debajo de los últimos ocho años. Le teme a la inflación, sus almacenes están abarrotados de cobre y hierro; y su cliente principal, Europa, ya no puede comprar en los volúmenes de antes. No es que China deje de comprar minerales, pero es posible que lo haga a precios menores.

El próximo otoño asumirá el poder una nueva generación de líderes. El Congreso del Partido Comunista chino relevará el setenta por ciento de los puestos en la cúspide, incluidas nueve vacantes del Politburó.

España es ahora con Grecia el epicentro de la crisis europea. Sus bonos soberanos, en los que ya nadie confía, llegaron al siete por ciento de interés, el nivel en que otros países fueron rescatados. El New York Times empieza a hablar de un segundo rescate, esta vez del Estado y no de la banca. Los cien mil millones de euros de ayuda aumentarán la deuda pública y nuevos intereses agravarán el déficit del Estado. Paul Krugman predice la retirada masiva de dinero de los bancos españoles, el corralito español, para llevarlo a la isla todavía segura, Alemania.

En España, Mariano Rajoy no quiere bajar los sueldos de los empleados públicos ni aumentar el IVA (equivalente al IGV peruano) ni disminuir los aportes a la seguridad social. No es que sea bueno, sino que tiene a los indignados protestando en las calles. Ha empezado a presionar a la canciller alemana Angela Merkel pero esta ya señaló la irresponsabilidad de los españoles. Los alemanes empiezan a hartarse de los españoles, así como se hartaron (injustificadamente porque sus empresas causaron la crisis) de Grecia. El PSOE de Rodríguez Zapatero está descalificado. Ahora también el Partido Popular de Rajoy. ¿Quién salvará políticamente a España?

Y ¿qué puede resultar de una coalición de conservadores y socialistas de derecha en Grecia sino más de lo mismo?

Ajustarse los cinturones de seguridad porque la crisis ha entrado en un nuevo episodio.


Publicado: Viernes 22 de junio de 2012 - 71 Año 2012

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com