Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Límites del poder global

19 de julio de 2013 - No. 123 - Año 2013

Héctor Béjar

Mientras las potencias están en una guerra sorda, la burocracia internacional discute qué hacer con mil doscientos millones de pobres. Otra Cumbre de las Naciones Unidas se realizará el 2015 en Nueva York para hacer el balance de las metas del milenio. Son dos procesos paralelos: el de la burocracia y el de las armas.

El poder militar global de hoy es superior en tecnología pero es igual a los anteriores en maldad, ambición y falta de escrúpulos. La obsesión de manejar personas y pueblos en beneficio propio es una de las características más despreciables de la naturaleza humana.

La superpotencia centrada en Washington es la cabeza del imperio global que trabaja en varios niveles. Paraísos fiscales para los especuladores. Placeres exclusivos para las castas dominantes. Lustrosos supermercados del gran consumo, mecanismos de alienación vía medios de comunicación para distraer a las masas. Fábricas secretas, maquilas, campos agrícolas, donde trabajan sin descanso, derechos ni esperanza los esclavos y las esclavas del proletariado contemporáneo. Infierno de las prisiones secretas, las policías, las cadenas perpetuas, los “guantánamos” fuera de los ojos del mundo para los rebeldes. Miles de formas de hipnotizar al indiferente rebaño mayoritario.

Ochocientas bases militares norteamericanas en ciento treinta países, incluida la dominada Europa, con una superficie de más de dos millones de hectáreas, más miles de agentes y espías, guardan los intereses del imperio. (Datos de Peace Pledge Information y el Comité ciudadano de Vigilancia de la OTAN).

Los límites de ese poder aparecen en Siria donde está fracasando el modelo aplicado en Libia contra Gadafi. En Egipto, el modelo Capriles de rebelión popular acompañada de golpe de Estado e intervención armada ha chocado con los Hermanos Musulmanes. También ha fracasado en Venezuela.

No ha sido inocente la insurrección egipcia, como no lo fue la denominada primavera árabe. El mundo del Islam con su versión extrema de los talibanes y Al Qaeda en Pakistán y Afganistán, emergió hacia el poder político vía la cofradía de los Hermanos Musulmanes en Túnez y Egipto. Usando las masas no musulmanas y el ejército, Israel y Estados Unidos han derribado al gobierno de Mursi después que declaró que Egipto no dejará solos a los palestinos prisioneros en la franja de Gaza.

Si Snowden logra salir de Rusia hacia cualquiera de los refugios ofrecidos, las garras de sus perseguidores habrían chocado una vez más con el poder emergente de la Rusia de Putin, la República Popular China, los niños terribles de Corea del Norte y el eje radical de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Bolivia.

Mientras militares y espías pulsan fuerzas, los políticos y tecnócratas discuten qué hacer con los pobres después del 2015. El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, presentará en setiembre, durante la 68ª Sesión de la Asamblea General, el texto Una nueva asociación mundial, redactado por los veintisiete miembros del denominado Panel de Alto Nivel de Personas Eminentes donde el primer ministro conservador del Reino Unido, David Cameron, ha llevado la voz cantante.

En el documento Movilidad económica y ascenso de la clase media latinoamericana, el Banco Mundial ha echado a andar el cuento del crecimiento de las clases medias considerando no pobre a quien gane más de cincuenta dólares mensuales. Cincuenta millones habrían salido de la pobreza en diez años convirtiéndose en clase media. Así cualquiera. Pero su programa estrella, Bolsa Familia, acaba de fracasar políticamente con la insurrección callejera de Brasil. ¿Cómo es que crece la protesta si las familias están conformes con sus cincuenta dólares mensuales?

Ahora el Panel de Alto Nivel proyecta la eliminación de la pobreza extrema definida con trampa… ¡al 2030! Nos están diciendo que no harán nada efectivo para controlar el calentamiento global y eliminar la pobreza mientras la sorda guerra de mercenarios y espías continúa y se pretende ignorar la sangre que corre en el Medio Oriente.

Héctor Béjar
www.hectorbejar.com


Publicado: 19 de julio de 2013 - No. 123 - Año 2013

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com