Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

¿Quién gana, quién pierde?

25 de octubre de 2013 - No. 137 - Año 2013

Héctor Béjar

Demócratas y republicanos de Estados Unidos acordaron elevar el techo del endeudamiento hasta el 7 de febrero y desbloquear el presupuesto hasta el 15 de enero de 2014. Como el Gobierno Federal se endeuda a razón de 2.46 millones de dólares por minuto y 3,500 millones por día, en sesenta días se habrá endeudado en 210,000 millones de dólares más.De acuerdo con el reloj de la deuda (www.USdebtclock.org), el gobierno debe dieciséis billones de dólares.

Estados Unidos ha acumulado más de setenta billones de dólares en deuda pública, seis veces la cifra declarada (James D. Hamilton. Off-Balance-Sheet Federal Liabilities. NBER Working Paper Nº 19253. The National Bureau of Economic Research, julio de 2013).

En los próximos dos meses, la Casa Blanca y el aparato del Estado norteamericano vivirán, como hasta ahora, de prestado. Para prestarse más dinero, emitirán bonos del tesoro prometiendo pagar en diez años 1.65 por ciento de interés anual.

Los contribuyentes deberán pagar alrededor de 220,000 millones solo en intereses. La Oficina de Presupuesto del Congreso prevé que los gastos netos por intereses de la deuda federal superarán todo el presupuesto de defensa para el 2021.

¿Y quiénes autorizan al Gobierno Federal a emitir los bonos que salen al mercado para endeudarse más? La Reserva Federal, un grupo de doce bancos regionales que aparecen como bancos de los estados pero que en realidad son manejados por los bancos privados. En otras palabras, quienes prestan al Gobierno Federal para que siga respirando y viviendo son los bancos de Estados Unidos.

El gobierno de Estados Unidos, adicto a las deudas, es un prisionero de los bancos.

¿Y con qué dinero pagará los intereses que le permitan seguir pidiendo prestado? Con dinero del Tesoro, es decir, con dinero de los impuestos que pagan los norteamericanos. Los ciudadanos de Estados Unidos mantienen a los bancos con sus impuestos para que éstos tengan preso al Estado. El Estado norteamericano no está al servicio de sus ciudadanos sino de un grupo monopólico de bancos.

La Reserva Federal es un prestador de servicios financieros al Estado. Emite dólares, fija tasas de interés, presta dinero al Estado y controla el mercado financiero. Es decir, todo el poder.

Son los bancos los que mandan en Estados Unidos. ¿Y quiénes son los dueños de esos bancos? Cito los nombres más conocidos: JP Morgan Chase pertenece a gente de la Exxon-Mobil, heredera de la Standard Oil de los Rockefeller; la constructora de tuberías y oleoductos Bechtel; el grupo de medios Hearst. Todos ellos se benefician de contratos del Estado para hacer guerras, destruir, matar y luego reconstruir. Está también el conglomerado Citigroup que compró operaciones de bancos en problemas durante la crisis financiera global.

El Estado norteamericano es nacional para cobrar impuestos y privado para utilizarlos en su aparato de asesinatos y guerra. ¿Quién se atreve a cobrarle?

Pero no solo la Reserva Federal compra los bonos. Los compradores son los países con los que Estados Unidos tiene un déficit histórico en su balanza comercial: China, Japón y los árabes exportadores de petróleo. China tiene 585,000 millones de dólares en bonos estadounidenses. Japón tiene 573,200 millones.

Estados Unidos se comprometió a facilitar el acceso de los productos chinos a su mercado. A cambio, China aceptó invertir el saldo positivo de su balanza comercial en deuda norteamericana. El dinero que sale del país al comprar productos chinos, vuelve a entrar en la economía, comprando deuda pública.

Antes de llevar tecnología al Japón, se dejó bien atado al gobierno japonés para que los beneficios vuelvan a Estados Unidos. Los gobiernos japoneses son títeres de su deudor.

A Arabia Saudita, Kuwait y otros exportadores de petróleo se les compra a condición de que, si hay saldo positivo en sus relaciones comerciales, el dinero debe ir de vuelta a Estados Unidos. Los países que no realizan esta práctica, como Irán y Venezuela, han sido declarados estados canallas.

¿Quién gana, quién pierde?

Héctor Béjar
www.hectorbejar.com


Publicado: 25 de octubre de 2013 - No. 137 - Año 2013

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com