Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Un mundo desamericanizado

25 de octubre de 2013 - No. 137 - Año 2013

Martin Khor

El 17 de octubre, el mundo suspiró aliviado cuando en el último minuto Estados Unidos evitó llegar a su “techo de la deuda”, lo que hubiera significado el default de la mayor economía mundial. Pero se está acabando la paciencia con estos episodios de liderazgo disfuncional. El alivio se mezcló con incredulidad y frustración. En primer lugar, la tregua entre Barack Obama y la mayoría republicana en la Cámara de Representantes es solo temporal y apenas postergó los plazos para un nuevo cierre del gobierno y otro techo de la deuda en enero y febrero del año próximo. En segundo lugar, este fiasco ya ha sucedido y, cada vez, el Congreso le ha dado al presidente unos pocos meses de prórroga.

Los republicanos quieren reducir el gasto y el déficit presupuestario, y parecen determinados a no permitir que el gobierno funcione si no lo consiguen. Obama, que en el pasado negoció y otorgó concesiones, esta vez se mantuvo firme. Los republicanos fueron demasiado lejos, exigiendo dejar sin fondos a la histórica reforma del seguro de salud como condición para levantar el techo de la deuda.

Obama dijo “basta” y el Partido Republicano titubeó, al verse señalado por la opinión pública. Los líderes republicanos en el Congreso tuvieron que aceptar la humillación y levantar el techo de la deuda y el cierre del gobierno sin afectar la reforma de salud, rebautizada “Obamacare”.

Pero el daño a la imagen de Estados Unidos ya estaba hecho. Su sistema de gobierno se ha vuelto disfuncional. La mitad del espectro político tiene la capacidad y la disposición de paralizar las funciones del gobierno liderado por la otra mitad, utilizando como arma la negativa a aprobar presupuestos y elevar su capacidad de endeudamiento.

Apenas unos días antes de la fecha límite, los ministros de Finanzas del mundo, reunidos en Washington durante la asamblea anual del Banco Mundial y el FMI, subrayaron los peligros extremos de un default de la deuda estadounidense. En todas partes, gobernantes y analistas lamentaron el derrumbe de las certidumbres sobre el dólar y el liderazgo financiero mundial de Estados Unidos.

En el artículo ampliamente citado de la agencia de noticias china Xinhua “El fracaso fiscal de Estados Unidos garantiza un mundo desamericanizado”, firmado por Liu Chang, se dice que la última crisis mostró que Estados Unidos no es capaz de gobernarse a sí mismo, mucho menos al resto del mundo. Tras criticar a Washington por intervenir en los asuntos políticos de otros países en sus esfuerzos por construir un imperio mundial, lo condena por exportar sus riesgos financieros, mientras que la crisis del techo de la deuda puso una vez más en peligro enormes activos en dólares de muchas naciones y ha angustiado a la comunidad internacional.

“Estos días alarmantes en que los destinos de los demás están en manos de una nación hipócrita tienen que terminar”, dando lugar a “un nuevo orden mundial en el cual se respeten y protejan por igual los intereses fundamentales de todas las naciones, grandes o pequeñas, ricas o pobres”, sostiene el artículo de Xinhua.

Un aspecto clave de este nuevo orden debe ser la adopción de una nueva moneda de reserva internacional que reemplace al dólar, para que el mundo quede a salvo de una nueva tormenta política interna en Estados Unidos.

Hay gran preocupación mundial por la situación del dólar, de lejos la moneda de reserva más importante. Los países que tienen bonos del Tesoro de Estados Unidos ahora se preocupan por algo impensable hasta hace poco tiempo: que Washington incumpla sus obligaciones de servicio de deuda, poniendo en peligro sus reservas, acumuladas con esfuerzo. Por otra parte, los países que se endeudaron en dólares podrían sufrir a la hora de pagar sus deudas si el tipo de interés del dólar se dispara, debido a los temores de un default de la deuda estadounidense.

Las empresas y los gobiernos que utilizan el dólar como moneda de cambio también se verían afectados por el caos en los mercados comerciales y financieros si se produce una pérdida masiva de confianza en Estados Unidos y en el dólar.

La continua incertidumbre derivada de los enfrentamientos políticos en Washington acelerará la erosión de la confianza en Estados Unidos como líder económico mundial. El analista Martin Wolf comentó en su columna del Financial Times que el techo de la deuda estadounidense es el equivalente legislativo de una bomba nuclear y que esta ley debe ser derogada porque no puede haber gobierno ordenado bajo una amenaza tan destructiva. Pero The Independent destacó en un comentario editorial que si bien es fácil argumentar contra el techo de la deuda, los mismos extremistas que lo utilizan como un arma de destrucción masiva no renunciarán fácilmente a él.

En los últimos días, líderes demócratas y republicanos a cargo de la política presupuestaria en el Congreso han comenzado a mantener reuniones para evitar que se repita el fiasco dentro de unos meses, cuando se acerquen nuevamente los plazos tope presupuestario y de la deuda. Pero dada la polarización ideológica en Washington, lo más probable es que el mundo presencie una nueva ronda de enfrentamientos. Si esto ocurre, los llamados por un nuevo orden mundial se oirán con más fuerza.

Martin Khor, Fundador de TWN y director ejecutivo de South Centre.


Publicado: 25 de octubre de 2013 - No. 137 - Año 2013

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com