Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Mandela

13 de diciembre de 2013 - No. 144 - Año 2013

Héctor Béjar

Los líderes de países que tienen tropas coloniales, ordenan bombardeos y hacen aplicar torturas, muestran a Nelson Mandela como paradigma. Mandela perdonó lo que le hicieron a él y sus hermanos. Elogiando esa actitud, ellos quieren que se les disculpe en el futuro los crímenes que están cometiendo hoy. Se están curando en salud.

Conversaciones conmigo mismo (Bogotá, Planeta, 2011) es una recopilación de entrevistas, cartas y textos de Nelson Mandela.

Iba a ser jefe tradicional de su clan y para eso lo estaban preparando. Era un niño de la etnia xhosa. El xhosa y el sotho son dos de las once lenguas reconocidas oficialmente en Sudáfrica. Su familia era ganadera de ovejas. Toda la etnia estaba bajo el dominio de la iglesia metodista. Dice Mandela que los blancos les quitaron la tierra a los africanos y los dejaron con la Biblia. Los jefes tradicionales eran a la vez funcionarios del gobierno enemigo de la raza negra. Había reyes de los Khoi, Rahrhabe Bambatha, Zulú, Pedis, Vendas, Thembu. Casi todos lucharon contra el apartheid.

En los cuarenta, los hijos de los reyes en el mundo de los hotentotes, bantús y bosquimanos, eran preparados para sucederles con la mejor educación en Sudáfrica, el Reino Unido y los Estados Unidos. Licenciados en la Universidad de Fort Hare, iban a ocupar un acomodado puesto de trabajo con influencia e ingresos estables.

Sudáfrica fue habitada originalmente por cuatro grandes grupos. Los Khoikhoi y los Abatwa combatieron contra los Boers. Muchas guerras de liberación fueron emprendidas por los sudafricanos contra los invasores. Mandela siguió ese ejemplo y rompió con el sistema colonial. En cumplimiento de la Ley de Asamblea Sediciosa de 1952, se le prohibió asistir a asambleas públicas y se le confinó por dos años.

En 1959 promovió el boicot de la patata (camote) denunciando las duras condiciones que tenían que soportar los trabajadores. Declarado el estado de emergencia de 1960 se produjeron arrestos masivos, encarcelamiento de los líderes africanos incluido Mandela y la ilegalización del Congreso Nacional Africano (CNA) y el Congreso Pan Africano (CPA). Ya existía la Ley de proscripción del comunismo. Mandela había militado en el Partido Comunista.

Él y los líderes acordaron que se aferrarían a la no violencia solo cuando las condiciones lo permitieran. Tan pronto como las condiciones giraran en contra abandonarían la no violencia y utilizarían los métodos que requiriese la situación.

Impulsó la desobediencia civil al apartheid en 1952. Tras la masacre de Sharpeville en 1953, formó el MK UmkhontoweSizwe(Lanza de la Nación), el brazo armado del CNA. Pidió ayuda a la República Popular China. El secretario general del partido, MosesKotane, no estaba de acuerdo. Mandela y otros líderes consideraban la no violencia una táctica, no una cuestión de principios. En una reunión del CNA, el Congreso Indio Sudafricano (SAIC), el Congreso Sudafricano de Sindicatos y la Federación de Mujeres Africanas, acordaron iniciar la lucha armada. Se entrenaron en Etiopía, donde Mandela aprendió a disparar, y tuvieron de modelo la revolución argelina.

Visitó Londres, habló con dirigentes de otros países. Leyó el libro de Edgar Snow Estrella roja sobre China, a Clausewitz sobre los principios de la guerra y La rebelión de Menachem Begin sobre la revolución en un país sin montañas, acerca de los partisanos de Francia y de Europa del Este. Llamó a la insurrección y fue catalogado como terrorista por las Naciones Unidas.

Fue encarcelado en 1962. Producido el juicio de Rivonia, estaría preso veintisiete años, hasta 1990.

Pronunció en el juicio las siguientes palabras: “Durante toda mi vida me he dedicado a esta lucha por el pueblo africano. He luchado contra la dominación de los blancos y contra la dominación de los negros. He abrazado el ideal de una sociedad democrática y libre… Es un ideal para el que espero vivir y que quiero lograr. Pero, si conviene, es un ideal por el que estoy preparado para morir”.

Lo último que quieren hacerle es convertirlo en Tío Tom.

Héctor Béjar
www.hectorbejar.com


Publicado: 13 de diciembre de 2013 - No. 144 - Año 2013

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com