Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Europa en paro

29 de agosto de 2014 - No. 178 - Año 2014

Héctor Béjar

¿Hay crisis verdaderamente en Europa? ¿Para quién? No para los accionistas. Un estudio de Henderson Global Investors (HGI) señala que los dividendos pagados por las empresas cotizadas para su ejercicio 2013 en el mundo han progresado 11.7 por ciento en el segundo trimestre de 2014.
Al cumplirse el segundo trimestre de este año, las firmas francesas han batido el récord mundial de la remuneración de accionistas. “Embarazoso trofeo en medio de un período de crisis”, dice Liberation.

¿Hay crisis verdaderamente en Europa? ¿Para quién? No para los accionistas. Un estudio de Henderson Global Investors (HGI, www.henderson.com) señala que los dividendos pagados por las empresas cotizadas para su ejercicio 2013 en el mundo han progresado 11.7 por ciento en el segundo trimestre de 2014, en relación con el mismo período del año anterior, alcanzando un total de 427,000 millones de dólares.

Mientras tanto, Francia arroja un crecimiento cero en el segundo trimestre de 2014, lo que hará imposible que el gobierno pueda enjugar su crónico déficit. El Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos (Insee) de Francia, acaba de publicar su primera estimación para los meses de abril a junio. Prácticamente todos los motores del crecimiento están parados: la inversión de las empresas, las exportaciones, el consumo.

El ministro de Finanzas, Michel Sapin, ya dijo que Francia no superará su déficit este año, a pesar de la reducción de sus gastos. El déficit será superior al cuatro por ciento del PBI. Ante tal situación, las tasas de interés subirán, dificultando nuevamente las inversiones. Los salarios se comprimen, la desocupación sube, se produce el ya conocido círculo vicioso.

Según Eurostar, el PBI de la zona euro también se ha estacionado. Y lo más preocupante, Alemania ha anunciado un retroceso de su PBI al 0.2 por ciento en el segundo trimestre de 2014. El motor alemán también se ha detenido. Es un golpe de freno que los analistas califican de brutal. Alemania está dejando de exportar como antes, su balanza comercial se degrada, los pedidos a su industria decaen. Las consecuencias de mostrarle los dientes a Rusia en Ucrania y de instalar la OTAN en las narices del oso ruso ya se dejaron sentir. Los pedidos de fábricas alemanas llave en mano para Rusia están arrumados esperando nuevos tiempos. Rusia es uno de los mayores mercados alemanes. Y a pesar que Alemania no es un activo belicista, como sí lo es Francia, ha empezado a pagar las consecuencias.

París deberá rendir cuentas a la Comisión Europea. ¿Reconocerá el fracaso de sus fórmulas neoliberales promovidas por el FMI, regido ahora por la francesa Christine Legarde, amiga de Sarkozy? El hecho es que Michel Sapin mantendrá su promesa de economizar 50,000 millones de euros, por supuesto a costa no de los ejecutivos de las empresas sino de los franceses.

En el extremo oriente, la economía japonesa ha conocido su más fuerte contracción en el segundo trimestre de 2014, ¡6.8 por ciento!, como consecuencia de la caída del consumo. Todo es más caro en Japón, empezando por la electricidad, después de la paralización de las centrales nucleares. Hay una huelga de consumo porque los salarios no aumentan.

De España ni hablar. La derecha propició con entusiasmo las reformas que hicieron más sencilla la contratación y el despido de trabajadores. La productividad mejoró. Los costos del país relacionados con el empleo cayeron y sus exportaciones se incrementaron. Y sin embargo, los precios de las propiedades siguen en picada o los préstamos basura van en aumento, al igual que su deuda pública.

Seis millones de personas no tienen empleo en España. Tres millones están desempleados en Francia. Italia sigue vendiendo empresas para reducir su deuda pública que alcanza al 133 por ciento del PBI.

Siete años de austeridad, siete años de malestar para nada. Joseph Stiglitz y Paul Krugman lo habían advertido: es destructor agregar al cilicio de una política monetaria restrictiva el peso de la austeridad presupuestal. Pero la oligarquía continental solo tiene en cuenta los intereses financieros.

¿Es tarde para reaccionar? Los remedios son conocidos. Salir del asfixiante entrampamiento neoliberal. Sobre el sueño democrático europeo los reyes de las finanzas han construido la Europa de los ejecutivos trillonarios, que es el problema y no la solución.

Héctor Béjar
www.hectorbejar.com


Publicado: 29 de agosto de 2014 - No. 178 - Año 2014

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com