Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

El sistema realmente existente

14 de noviembre de 2014 - No. 189 - Año 2014

Héctor Béjar

Cuatrocientos sesenta políticos implicados. Ochenta y un condenados. Veintitrés en prisión a partir del año 2000. Es el balance que hace el diario El Mundo del 6 de noviembre acerca de la corrupción en España.

Todos los partidos que han llegado a gobiernos autonómicos o nacionales desde el 2000 están involucrados en casos de corrupción. De más de trescientos sesenta políticos acusados y procesados, el ochenta por ciento son del Partido Popular (PP) y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Están siendo investigados José Antonio Griñán y Manuel Chaves (ex presidentes de Andalucía), Juan José Imbroda (presidente de la africana Melilla), el ex presidente catalán Jordi Pujol, entre otros. Jaume Matas, expresidente de las paradisíacas islas Baleares, que reciben nueve millones de turistas por año, ha salido libre de la prisión gracias a una concesión de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Y ya no hablemos de la familia real.

“Los funcionarios encargados de velar por lo público han perdido su independencia, y sus carreras profesionales están al albur del politiquillo de turno. Solo unos empleados públicos eficaces, bien pagados, orgullosos de sí mismos y con carreras independientes de la política asegurarán que se cree un retorno a la moralidad en la Administración. Si no acabamos con la corrupción, ella acabará con nosotros”, dice Francisco Gea Arisqueta, médico famoso por su lucha en defensa de la seguridad social, en El Confidencial de España.

Es “El Sistema”, así con mayúsculas. El Estado ya no hace nada o hace muy poco, está prohibido de hacerlo. Todo lo hacen las empresas privadas. Ellas compran a los políticos a cambio de que les otorguen contratos, pasan a manejar el dinero público, procedente de los impuestos que pagan los ciudadanos. Sus ejecutivos se quedan con las utilidades, los políticos se quedan con las comisiones. El cielo es el límite. Todos contentos, excepto la ciudadanía que no participa del festín y a cuyas espaldas se realizan los arreglos.

Esa fue la metodología de Bettino Craxi en Italia, la que llevó a la quiebra a Grecia después de las olimpiadas de Atenas y el ingreso a la OTAN. Es el sistema existente en el Perú.

Muerto Francisco Franco, la democracia española se estrenó con el financiamiento de la Fundación Ebert por un millón de marcos donados por el millonario ultraderechista y evasor de impuestos alemán Friedrich Karl Flick al PSOE de Felipe González. Pocos años después, cinco millones de euros de fondos reservados para combatir el terrorismo fueron a parar a las cuentas privadas de los líderes del PSOE entre 1987 y 1993. Estudios que nunca se hicieron, asesorías a bancos que nunca llegaron a realizarse, desvío de miles de millones de pesetas, tráfico de influencias, venta de información privilegiada, robo de datos para venderlos a empresas privadas. O el caso Bárcenas (Luis, extesorero del PP), la distribución durante veinte años, mes por mes, de cantidades entre 5,000 y 15,000 euros procedentes de constructoras y empresas de seguridad a funcionarios públicos y líderes del PP.

Las empresas alemanas se compraron al PSOE y a casi todo el recién estrenado sistema político español. La Europa empresarial ató a España al carro de guerra de la OTAN. Negocios son negocios.

Los funcionarios pasaron a depender de los políticos de turno en cargos de confianza en algunos casos, como el peruano, pagados por las Naciones Unidas, cómplice del sistema. En el Perú, un estado dependiente de Washington dentro de otro estado carcomido por el clientelismo, el desánimo y la pobreza, anulado en la facultad esencial de manejar sus propios fondos.

Se entrega toda la parte del presupuesto público destinada a inversión, a las empresas privadas. Los empresarios privados “compiten” por esos fondos. Para ganar las licitaciones hay que pagar a los presidentes regionales, alcaldes o quien esté al frente.

Se endeuda al Estado, se paga comisiones a los gobernantes, se hace obras de la peor calidad para poder extraer las más altas utilidades.

El Perú será sede de los Juegos Panamericanos de 2019. Empresarios y políticos ya se frotan las manos.

Héctor Béjar
www.hectorbejar.com


Publicado: 14 de noviembre de 2014 - No. 189 - Año 2014

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com