Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

La ola de calor, una muestra de lo que se avecina

1 de abril de 2016 - No. 253 - Año 2016

Martin Khor

Hay que estar preparados para lo peor. La actual ola de calor nos da una idea de cómo puede afectarnos el cambio climático y debería agregar urgencia a las tareas de mitigación y adaptación a este fenómeno.

Aunque la ola de calor de 2016 se deba enteramente al fenómeno de El Niño, puede ser un anticipo de lo que se avecina como consecuencia del cambio climático, ya que se pronostica incluso un mayor aumento de la temperatura como consecuencia del mismo.

El mundo ya está experimentando un aumento de un grado centígrado en la temperatura promedio, en comparación con los niveles preindustriales. Un aumento de dos grados centígrados será devastador y cualquier aumento más allá de esa cifra puede ser catastrófico.

No obstante, al ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero, estamos en camino de un aumento mundial de cuatro grados centígrados.

Incluso si los gobiernos implementaran los planes climáticos a los que se comprometieron en el Acuerdo de París, aprobado en diciembre pasado en la COP 21, se prevé que la temperatura media mundial aumentará más de tres grados.

Por lo tanto, lo que estamos viviendo hoy con el fenómeno de El Niño bien podría convertirse en un futuro en la “nueva normalidad”, como consecuencia del calentamiento global.

Esto significa que debe tomarse más en serio la ola de calor y no considerar que se trata de un problema pasajero.

El fenómeno de El Niño hace referencia al aumento de las temperaturas superficiales del mar en el Pacífico central y oriental ecuatorial, que se manifiesta en cambios de los patrones climáticos de las zonas afectadas. Ocurre a intervalos irregulares de dos a siete años, y cuando se manifiesta puede durar varios meses.

Algunos de los efectos del fenómeno de El Niño, y potencialmente del cambio climático, son los siguientes: calor insoportable en hogares y lugares de trabajo sin climatización adecuada; mayor consumo de energía eléctrica debido al aumento del uso de aparatos de aire acondicionado, lo que hace más difícil controlar las emisiones de gases de efecto invernadero; disminución de la producción agrícola; migración de peces, que afecta la pesca, debido al aumento de la temperatura del mar; aumento de los incendios en bosques y tierras agrícolas.

En algunos países se están elaborando planes de respuesta de emergencia al fenómeno de El Niño.

Pero también se requiere una estrategia global a largo plazo para hacer frente al cambio climático, que será más permanente. Por ejemplo, el diseño de edificios debe tener en cuenta el aumento de las temperaturas y los materiales de construcción deben poder soportar el aumento de calor.

Martin Khor es director ejecutivo del Centro del Sur.


Publicado: 1 de abril de 2016 - No. 253 - Año 2016

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com