Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

¿Al borde de una nueva guerra comercial?

18 de agosto de 2017 - No. 321 - Año 2017

Martin Khor

¿Estamos al borde de una nueva guerra comercial? Donald Trump está obsesionado con los países que tienen un superávit comercial con Estados Unidos y estaría preparando una serie de medidas contra los “tramposos comerciales”.

China encabeza la lista, pero también pretende investigar si los otros países con los cuales Estados Unidos tiene los mayores déficit comerciales han utilizado prácticas desleales en el comercio bilateral.

Las compañías estadounidenses están usando la mano de obra más barata de países en desarrollo y disfrutando de mayores ganancias produciendo allí y exportando a Estados Unidos. Esto no califica a esos países como tramposos comerciales. Pero en la cosmovisión de Trump, la reubicación de empresas estadounidenses en el exterior es en sí misma un pecado corporativo. “Miles de fábricas fueron robadas de nuestro país”, declaró, al anunciar la investigación sobre los países “tramposos”.

El resultado es impredecible, por lo que es necesario que las víctimas planifiquen coordinadamente qué contramedidas tomar.

Otra señal de un inminente conflicto comercial es la posible reactivación por parte de Estados Unidos del arma comercial conocida como “Sección 301″. En los años 80 y principios de los 90, usó a menudo el artículo 301 de su ley de comercio interno para amenazar y castigar a sus socios comerciales cuyas exportaciones incomodaban a los productores locales o cuyas prácticas eran consideradas injustas.

Estas acciones unilaterales, consideradas como protección directa por el resto del mundo, fueron de las principales razones por las que muchos países acordaron establecer la Organización Mundial del Comercio (OMC), bajo cuyas reglas se les aseguró que serían ilegales la Sección 301 y las acciones en virtud de la misma.

Y en efecto, desde el establecimiento de la OMC en 1996, en los casos en que Estados Unidos utilizó el artículo 301, fue impugnado con éxito.

Si el gobierno de Trump reviviera la detestada Sección 301 podría desencadenar acciones de represalia. Esto sería una vía directa hacia el aumento de la protección comercial y los conflictos, algo que el mundo no puede permitirse.

La Sección 301 viola los Acuerdos de la OMC, según Bhagirath Lal Das, quien fue presidente del Consejo General del GATT, predecesor de la OMC. “Incluso si el Representante de Comercio de Estados Unidos no adopta ninguna medida específica en cumplimiento de esta disposición, la propia existencia de tal disposición en la legislación comercial estadounidense viola el párrafo 4 del artículo XVI del Acuerdo de Marrakech por el que se establece la OMC”, afirmó.

Otro destacado experto en comercio internacional, Chakravarthi Raghavan, editor emérito de SUNS Bulletin, recordó que en una de las primeras diferencias que se plantearon ante la OMC por el uso de la Sección 301, se estableció que cualquier acción o medida comercial debe cumplir con las obligaciones de la OMC, independientemente de que esté o no de acuerdo con la legislación estadounidense.

Esperemos que prevalezcan las cabezas más frescas dentro del gobierno de Trump y que las acciones sean menos dañinas que la retórica. De lo contrario, las actuales tensiones comerciales podrían desencadenar una nueva guerra comercial.

Con una economía global tan frágil, esto es algo que el mundo no puede permitirse. Pero con alguien tan impredecible como el actual presidente de Estados Unidos, cualquier cosa puede suceder.

Martin Khor es director ejecutivo del Centro del Sur, una organización intergubernamental de países en desarrollo, con sede en Ginebra.


Publicado: 18 de agosto de 2017 - No. 321 - Año 2017

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com