Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

¿Revolución en Israel?

Viernes 12 de agosto de 2011 - 31 Año 2011

Héctor Béjar

Ya no sólo indignados en España, ni trabajadores rebeldes en Grecia y Francia. No únicamente los escolares de Chile o las multitudes de Túnez y El Cairo. Un fantasma recorre el mundo: la rebelión contra el sistema neoliberal. Y ahora llegó nada menos que a Israel.

Desde sus comienzos colectivistas, la república de Israel fue cayendo en manos de fanáticos de la religión y el capital. El primer sueño de una república que por su solidaridad y justicia lave el recuerdo del holocausto fue reemplazado por el fanatismo y el guerrerismo. Con la coalición Likud de partidos religiosos ortodoxos en el gobierno, el neoliberalismo hizo su entrada por la puerta grande. Eso significó el abandono definitivo de cualquier utopía, la muerte del Estado de Bienestar y el enriquecimiento desenfrenado de los traficantes de la guerra.

Pero ahora las demandas de justicia social reaparecen.

La Unión de Autoridades Municipales, que reúne a doscientos sesenta y cinco autoridades locales y las organizaciones de estudiantes convocaron a demostraciones contra la ley de viviendas de lujo con la que se pretende edificar mansiones para los colonos en la Cisjordania invadida, violando acuerdos con la Autoridad Nacional Palestina, mientras faltan viviendas para la clase media y las escuelas empobrecen.

Más de doscientos cincuenta mil israelíes han manifestado desde comienzos de julio hasta la última semana en Tel Aviv, Jerusalén y otras ciudades. Empezaron acampando en la elegante avenida Rothschild de Tel Aviv y ahora tienen más de cuarenta campamentos en dos decenas de ciudades. Como en Puno y la costa peruana, bloquean vías y cruces de carreteras. El alcalde de Kiryat Malachi (distrito sur de Tel Aviv), Motti Malka, pasó la noche en una carpa “en signo de solidaridad con nuestros jóvenes, que representan nuestro futuro”.

“Estoy orgulloso de que alcaldes de todos los márgenes del espectro político y de todas las partes del país apoyen a sus residentes y se sumen a su justa lucha”, señaló Shlomo Bohbot, presidente de la Unión de Autoridades Municipales.

Médicos, estudiantes, jóvenes, ganaderos, padres de familia, la discriminada minoría árabe de Nazareth, al norte de Israel, y en Baka Al Garbyeh, al norte de Tel Aviv. Madres con cochecitos de bebé que denuncian los altos precios de las guarderías. Empleados de los servicios municipales. Todos protestan.

El grito es: “El pueblo quiere justicia social, esto es Egipto”, aludiendo a la caída de Hosni Mubarak, a quien comparan con Benjamin Netanyahu.

La comparación no es una exageración. Al igual que el Egipto de Mubarak y Sadat, el Israel de Netanyahu es una creación del guerrerismo norteamericano y un estado policial que ha ido controlando las libertades democráticas. Posee un servicio de contrainteligencia que cubre los hogares y una red de informantes que actúa en todos los estamentos de la sociedad. El servicio secreto Shin Bet ha recibido instrucciones de combatir las protestas que se dirijan contra la política gubernamental.

A pesar de eso, las banderas rojas han reaparecido al lado de las israelíes. Los manifestantes piden la construcción masiva de viviendas de alquiler a bajo precio, el alza del salario mínimo, mayores impuestos a los apartamentos desocupados y escuela gratuita para todas las edades, períodos más largos de licencia post natal, supresión de impuestos por gastos en guarderías y control de precios en artículos básicos para bebés.

“Justicia social, no caridad” es el lema con el que reclaman un regreso a los principios sociales que primaron en la fundación del estado de Israel en 1948.

En el parque Hayarkón de Tel Aviv se abren debates sobre el concepto de justicia social.

Itzik Schmueli, presidente de la unión estudiantil dijo en un discurso pronunciado en Tel Aviv: “No necesitamos el cambio de la coalición política sino del terrible sistema económico”.

“No ha habido nada así durante décadas. Toda esta gente reunida, tomando las calles, demandando un cambio. Es la revolución”, ha afirmado Baroch Oren, uno de los líderes de la protesta. Y probablemente tenga razón.


Publicado: Viernes 12 de agosto de 2011 - 31 Año 2011

1 comentario

  1. a Israel, le hace mucha falta un baño de verdad¡

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com