Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Insectos transgénicos: ¿zumbido o explosión?

Julio de 2013 -

Edward Hammond

La empresa británica Oxitec, conocida por sus esfuerzos de comercialización de mosquitos transgénicos, se está aventurando en un nuevo ámbito potencialmente lucrativo: el control de plagas agrícolas. La firma sostiene que ciertos defectos reproductivos incorporados mediante ingeniería genética a insectos nocivos para la agricultura pueden ayudar a eliminar poblaciones de plagas y ha reivindicado patentes de amplio alcance. Sin embargo, esta tecnología presenta defectos prácticos que podrían exacerbar el mismo problema que se propone combatir y preocupan los posibles riesgos ambientales y sanitarios vinculados a la liberación de insectos transgénicos en el ambiente. Todas estas consideraciones exigen repensar su uso, especialmente a la luz de los avances logrados por abordajes no transgénicos del control de plagas agrícolas.

Capítulo 1. Introducción

La empresa británica Oxitec es conocida por sus polémicos intentos de liberar en el ambiente mosquitos genéticamente modificados. Menos conocidos son los esfuerzos de la firma por comercializar cepas transgénicas de al menos seis insectos que son plagas agrícolas. Los insectos transgénicos tienen fallas reproductivas introducidas mediante ingeniería genética y, según la empresa, pueden usarse para reducir las poblaciones naturales de plagas agrícolas.

Este artículo presenta un panorama de los emprendimientos de Oxitec en el ámbito de la agricultura, incluso su cartera de reivindicaciones de patentes, además de información sobre las seis especies de plagas agrícolas transgénicas que está desarrollando hasta el momento, las dificultades de los planes de la empresa y su aparente relación estrecha con la gigante agroquímica Syngenta.

Oxitec es casi la única empresa que busca vender insectos manipulados genéticamente para usar en el ambiente. En teoría, algunos de los insectos transgénicos de la empresa están dirigidos a mercados de protección de cultivos que son muy grandes y podrían resultarle rentables.

Oxitec promueve su plan presentándolo como audaz y visionario, pero un análisis más profundo revela importantes problemas de seguridad, normativos y de contaminación relacionados con la liberación de animales transgénicos, especialmente insectos, al ambiente. Además, la empresa debe enfrentar la realidad de que muchas de las “soluciones” transgénicas que propone en la agricultura pueden solucionarse, y de hecho se solucionan, por métodos no transgénicos.

Capítulo 2. Cartera de patentes

Desde 2004, Oxitec ha solicitado 12 patentes en Europa, Estados Unidos y otras partes. Cinco de estas solicitudes de patentes, publicadas entre 2004 y 2008, abarcan la tecnología usada por la empresa para crear insectos transgénicos. Además, Oxitec tiene acceso a una sexta patente asignada a la Universidad de Oxford (donde trabajan algunos ejecutivos de la empresa) que fue publicada en 2001.

Las restantes seis solicitudes de patentes, publicadas entre 2008 y 2012, se relacionan con métodos para detectar mutaciones específicas del ADN en muestras biológicas. Estas últimas aplicaciones podrían utilizarse para detectar la firma de los insectos transgénicos de Oxitec en el ambiente, pero tienen una aplicabilidad más amplia, incluso un posible uso en el diagnóstico de enfermedades. Estas patentes, aunque están asignadas a Oxitec, han dado lugar al menos a tres empresas derivadas que involucran a gran parte de los inversores y el personal de la propia Oxitec (ver recuadro “La familia extendida de Oxitec”).

En la siguiente tabla se resume la cartera de patentes de la empresa para insectos genéticamente modificados. El inventor de todas las patentes es Luke Alphey, director científico y cofundador de Oxitec.

N. de publicación del PCT Título Asunto Estatus nacional1
WO/2007/091099 Sistema de expresión génica que utiliza una unión alternativa en insectos Métodos y construcciones para transformar insectos, especialmente por los cuales un género de un tipo transgénico porta un transgen que hace que su descendencia, al cruzarse con tipos silvestres, muera antes de reproducirse. Pendiente en Europa, Estados Unidos, Australia y China.
WO/2005/042751 Control de la propagación de agentes infecciosos Creación y liberación de insectos modificados genéticamente para que no transmitan enfermedades parasíticas. No hay información de ninguno. La búsqueda internacional de patentes determinó que la aplicación carecía de actividad inventiva.
WO/2005/012534 Sistemas de expresión para el control de plagas de insectos Insectos modificados genéticamente con transgenes regulados por la exposición a la tetraciclina. Pendiente en Europa, Estados Unidos, Australia, China y Sudáfrica.
WO/2005/003364 Integrandos estables Técnica para reducir el problema de los genes transgénicos “saltarines” (transposones) que cambian de lugar en un genoma de insecto. Otorgada en Estados Unidos, pendiente en Europa.
WO/2004/098278 Dilución de rasgos genéticos Introducción de insectos susceptibles a plaguicidas en una población silvestre, a fin de retardar la propagación de la resistencia a plaguicidas. Otorgada en la Unión Europea y Estados Unidos, presentada en Canadá (vencida) y en China (estatus desconocido).
WO/2001/039599 Control biológico por sistema letal dominante condicional Organismos, en especial insectos, con un transgen letal activo en condiciones naturales pero suprimibles en confinamiento. Otorgada en Estados Unidos, la Unión Europea, Australia y Nueva Zelanda. Pendiente en Canadá, China, Israel, México y Singapur.

Las reivindicaciones de patentes de Oxitec abarcan técnicas específicas de ingeniería genética pero son amplias, porque típicamente no se restringen a un pequeño número de especies sino que comprenden una gran variedad de insectos e incluso otros tipos de animales, como mamíferos. Por ejemplo, el método de ingeniería genética de la patente con número de publicación WO/2007/091099, aunque está dirigido principalmente a una variedad de especies de insectos, también se reivindica “cuando el organismo es un mamífero, un pez, un invertebrado, un artrópodo, un insecto o una planta”. De manera similar, la solicitud de patente titulada “Integrandos estables” reivindica la ingeniería genética de cualquier organismo, sin limitarla a los insectos.

Aunque, en la práctica, la empresa parece centrar su atención en los insectos modificados genéticamente, la retención de derechos más amplios de Oxitec sobre sus técnicas para introducir defectos reproductivos en especies indica el interés potencial en usar sus técnicas para el control de otros tipos de especies, o quizá en vender licencias para su uso. Lo cierto, sin embargo, es que Oxitec detenta derechos exclusivos sobre su “letalidad condicional” y tecnologías relacionadas para todas las especies de insectos.

Capítulo 3. Oxitec y la técnica del insecto estéril

En aplicaciones agrícolas, Oxitec típicamente propone sus insectos genéticamente modificados como alternativa o extensión de un método llamado técnica del insecto estéril (TIE). Desarrollada en el sur de Estados Unidos, esta técnica pasó a usarse en la práctica en los años 50, cuando Estados Unidos y países del Caribe la usaron con éxito contra el gusano barrenador (Cochliomyia hominivorax), un parásito del ganado en su etapa larvaria.

Ahora utilizado contra otras plagas de insectos, especialmente en especies que atacan los cultivos, la TIE consiste en la irradiación de grandes poblaciones de insectos criados en cautiverio. Después, los insectos irradiados son liberados en el campo, donde buscan pareja para aparearse. Pero como el material genético de los insectos criados en cautiverio está alterado por la exposición a la radiación, estos insectos no pueden reproducirse con éxito.2 No obstante, se aparean con insectos silvestres. Dado que estos apareamientos no producen descendencia viable, la población general de la especie en cuestión se reduce y, en algunos casos, puede llegar a desaparecer.

En sus patentes y solicitudes de patentes, Oxitec reivindica todo insecto modificado genéticamente por sus métodos; sin embargo, para fines prácticos, la empresa debe centrar su atención en especies que ya se usan en el ámbito de la TIE. Esto se debe a que Oxitec necesita de los conocimientos sobre cría, clasificación y liberación de insectos que se han desarrollado para la TIE, gran parte de los cuales son específicos de determinadas especies y se obtuvieron gracias a importantes y prolongados esfuerzos de investigación.

Las dificultades de criar en cautiverio grandes poblaciones de insectos que compitan efectivamente con los insectos silvestres por pareja pueden ser enormes. Por ejemplo, la TIE para la mosca tse-tse (transmisora de la tripanosomiasis o enfermedad del sueño) se ha usado durante mucho tiempo y en casos limitados, pero todavía no se han logrado sistemas de cría que sean económicos y puedan usarse a gran escala.

Ciertas publicaciones de Oxitec tienden a confundir sistemáticamente la TIE con el método de ingeniería genética de la empresa, caracterizando la liberación de insectos transgénicos como una extensión lógica y práctica de la TIE, incluso en casos en que no se ha detectado ningún problema fundamental en los programas de TIE en curso.3

En realidad, esterilizar insectos mediante la ingeniería genética es una tecnología radicalmente diferente al uso de la TIE. Con el método de Oxitec, el mecanismo de esterilización (los transgenes) se libera al ambiente, mientras que con la TIE, la esterilización se logra dentro del confinamiento físico de las instalaciones de cría. Los materiales radiactivos potencialmente peligrosos permanecen en la instalación y no se liberan al ambiente.

Los argumentos de Oxitec que presentan a los insectos transgénicos como una extensión lógica y práctica de la TIE son falsos y se parecen en cierta forma a lo que sostienen algunos defensores de los cultivos transgénicos en cuanto a que las semillas modificadas genéticamente no se diferencian de las que se reproducen naturalmente. Y al presentar incorrectamente su tecnología como una extensión de la TIE, la empresa también espera captar el apoyo y el interés del ámbito de la TIE (con frecuencia un esfuerzo público), que la empresa precisa para tener éxito.

En verdad, aunque Oxitec necesita de la TIE, la TIE no necesita de Oxitec.

Capítulo 4. Los insectos transgénicos de Oxitec: gusanos, moscas y minadores

Oxitec trata de combatir seis plagas agrícolas diferentes. La empresa ha introducido en una o más cepas de cada especie defectos reproductivos que llama “liberación de insectos con un letal dominante” (RIDL, por sus siglas en inglés). “Letal dominante” se refiere a un gen introducido por ingeniería genética que, cuando se expresa, mata al insecto.

Las variedades de insectos transgénicos de la empresa dependen de la presencia de un compuesto químico, típicamente un antibiótico, que se administra a los insectos cautivos. Sin esta adición a la comida de los insectos, cuanto estos se liberan al ambiente se activa el gen que causa su muerte. Este defecto puede introducirse de modo que esterilice a uno o a ambos sexos, o haciendo que el gen letal sea hereditario, lo que provocaría la muerte de la descendencia (o de uno de los géneros descendientes). Como resultado, se disminuye la reproducción de una población de insectos, especialmente la que resulta del apareamiento entre los insectos silvestres y los criados en cautiverio.

Según la empresa, las deficiencias genéticas introducidas no ofrecen una ventaja selectiva, son de carácter autolimitante y serían seleccionadas naturalmente en estado silvestre dentro de un período breve (típicamente, algunas generaciones, según el caso). Esta afirmación de la empresa, basada en la teoría y en experimentos contenidos en pequeña escala, no ha sido comprobada en los grandes ambientes naturales donde se liberarían los insectos transgénicos.

En una u otra variante, se ha utilizado la ingeniería genética en las siguientes especies de plagas agrícolas:

Palomilla dorso de diamante: Presuntamente de origen europeo, la palomilla dorso de diamante (Plutella xylostella) puede encontrarse ahora en todo el mundo. Pone sus huevos en las plantas del género Brassica, que comprende varios cultivos vegetales, como la colza, el brócoli, el rábano, la mostaza y la col rizada. Las larvas causan importantes daños a los cultivos. Las opciones para controlar la palomilla son muchas: compuestos químicos, toxinas Bt, TIE, control biológico (con polillas parásitas) y cultivos trampas, entre otras.4 La palomilla dorso de diamante transgénica de Oxitec funcionaría mediante la liberación de insectos machos que transmitirían una característica letal a las hembras descendientes. Recientemente, Oxitec propuso probar este insecto en Gran Bretaña (ver abajo).

Gusano rosado del algodonero: El gusano rosado del algodonero (Pectinophora gossypiella) es de origen asiático, pero se ha propagado por todo el mundo.5 Las larvas del gusano excavan en las cápsulas del algodón y se alimentan de las semillas que están en su interior. En este proceso, las larvas cortan y manchan las fibras del algodón, además de crear una vía de entrada para infecciones de la planta huésped. Como resultado de esta infestación, el algodón es de mala calidad. Los métodos para controlar el gusano rosado incluyen los pesticidas químicos, las toxinas Bt y otros controles biológicos, al igual que la TIE.

Existen dos gusanos rosados transgénicos que Oxitec trata de comercializar. El primero expresa un gen que les otorga una coloración roja fluorescente. Estos gusanos transgénicos, que carecen de un gen letal, reciben irradiación adicional. El transgen de la coloración roja permite detectar los insectos irradiados con TIE en los cultivos,6 una función que normalmente se logra usando tinturas. Sin embargo, Oxitec señala que “experiencias anecdóticas del terreno” en Estados Unidos sugieren que la tintura es insuficiente porque los insectos mal teñidos pueden confundirse con los silvestres.7 El argumento a favor de usar insectos transgénicos para cumplir esta función sencilla es débil, entonces, puesto que las tinturas se han usado durante décadas y los insectos mal teñidos pueden someterse a análisis de laboratorio. Sin embargo, en Estados Unidos se han realizado pruebas de campo con el gusano rosado transgénico.

El segundo gusano rosado transgénico expresa un gen letal, aunque su uso práctico parece cuestionable porque el programa estadounidense de TIE para erradicar esta plaga, que es la destinataria de la estrategia de Oxitec, está a punto de culminar con éxito.8

Mosca mediterránea de la fruta: La mosca mediterránea de la fruta (Ceratitis capitata) es una plaga de los cultivos frutales, especialmente de los citrus. La mosca deja sus huevos bajo la cáscara de la fruta mientras está en el árbol. Cuando eclosionan, las larvas se alimentan de la fruta en proceso de maduración, arruinándola. Las larvas transportadas por el comercio de frutas han causado numerosos brotes de esta plaga en nuevas regiones. Por lo tanto, la mosca del Mediterráneo es blanco frecuente de programas de erradicación y motivo de numerosos programas de cuarentena de frutas en distintos países.

Mosca mexicana de la fruta: La mosca mexicana de la fruta (Anastrepha ludens) es otra plaga de los citrus, pero de distribución e importancia económica más limitada que la mosca mediterránea. Al igual que las de esta última, las larvas de la mosca mexicana se alimentan de frutos cítricos. Se trata principalmente de una plaga presente en México y América Central, pero ocasionalmente se encuentra en el sur de Texas, donde las apariciones periódicas en una región citrícola sobre la frontera con México han dado lugar a esfuerzos de erradicación mediante compuestos químicos y TIE. Estados Unidos también ha apoyado programas de TIE contra la mosca mexicana y la mediterránea en México y Guatemala, principalmente como forma de crear una muralla contra las incursiones en Estados Unidos.

Mosca del olivo: Como su nombre lo indica, la mosca del olivo (Bactrocera oleae) es una plaga que afecta a los olivos. Anteriormente limitada al hemisferio oriental, la mosca del olivo se ha establecido recientemente en el continente americano. Entre los controles disponibles se cuentan compuestos químicos, trampas, variedades de olivos resistentes, control biológico y vaporización de los árboles con repelentes no tóxicos. En el pasado, el uso de TIE para erradicar la mosca del olivo no era práctico por las dificultades de criar moscas en cautiverio, y especialmente de darles una dieta adecuada. No obstante, recientes investigaciones han comenzado a dar respuesta a estos problemas.

Oxitec sostiene que su mosca transgénica del olivo ofrece una mejora sobre la TIE, pero los importantes avances basados en el uso extensivo de la TIE para el control de la mosca del olivo están más relacionados con la cría y reproducción de esta especie que con la ingeniería genética.

Minador del tomate: El gusano minador del tomate (Tuta absoluta) se originó en América del Sur y se está extendiendo a otras partes, incluso al Mediterráneo y Medio Oriente. También puede atacar la berenjena, el tabaco, la papa y otros cultivos. Los controles disponibles incluyen compuestos químicos, controles biológicos y trampas de feromonas. Oxitec celebró un acuerdo con Certis Europe, subsidiaria de Mitsui Chemical de Japón, para desarrollar el insecto transgénico.

Capítulo 5. Impedimentos prácticos

Existen muchos impedimentos prácticos para el uso comercial de insectos transgénicos en el control de plagas agrícolas. Aunque las dificultades varían de insecto a insecto y de lugar a lugar, las siguientes son algunas de las más frecuentes:

Dotación genética: Las poblaciones de la misma especie no necesariamente son similares, en especial si los individuos proceden de diferentes lugares. Un ejemplo son las poblaciones separadas por un océano. Esta variación de una región a otra representa un desafío para el control de plagas mediante la utilización de insectos transgénicos, porque en muchas situaciones, la población criada en cautiverio debería tener la misma dotación genética que la silvestre, entre otras cosas para evitar una posible introducción de genes que empeoraría el efecto de la plaga.

Las diferencias entre poblaciones son importantes para algunas de las plagas agrícolas ampliamente difundidas que intenta combatir Oxitec. Por ejemplo, el gusano rosado del algodonero en India parece tener mayor resistencia a los genes de la toxina Bt que el mismo gusano en Estados Unidos. En los mosquitos, diferentes cepas de la misma especie pueden ser vectores más o menos efectivos de enfermedades humanas.

De este modo, las características particulares de la cepa del insecto genéticamente modificado pueden tener una importante repercusión en su uso potencial en el campo, posiblemente haciendo ineficaz al insecto transgénico o incluso introduciéndole características que fortalecen a las poblaciones de plagas. Con la transformación y el establecimiento de nuevas cepas de insectos transgénicos que implican sustanciales inversiones científicas y cambios reglamentarios, mantener cepas criadas en cautiverio y apropiadas no es algo simple.

Esta cuestión salió a luz en el Reino Unido, donde Oxitec entabló conversaciones con autoridades reglamentarias en busca de aprobación para pruebas de campo de su palomilla dorso de diamante transgénica. En respuesta, las autoridades reglamentarias británicas manifestaron preocupación porque la cepa de palomilla transgénica de la empresa era de origen norteamericano y no británico, lo cual podría introducir una nueva resistencia a insecticidas u otras características indeseables en la población de palomillas del Reino Unido.9

Apareamiento selectivo: Otro problema es el apareamiento selectivo. Este es el proceso, con frecuencia mal entendido, por el cual los insectos se segregan en la selección de parejas para aparearse. Por ejemplo, en los programas de TIE, puede que los insectos silvestres prefieran aparearse con otros insectos silvestres, reduciendo así la eficacia de la liberación de insectos estériles. Entrar en la “mente reproductiva” de los insectos para entender los factores que influyen en el apareamiento selectivo y qué se puede hacer para mejorar la competitividad de las cepas cautivas constituye un enorme desafío científico. Si los insectos criados en cautiverio resultan menos atractivos para sus semejantes silvestres, la eficacia de los insectos liberados se reduce. En la TIE, para resolver este problema se usa la reproducción convencional. Sin embargo, con los insectos transgénicos, resolver los problemas derivados del apareamiento selectivo puede ser más difícil, tanto desde el punto de vista práctico como reglamentario.

Seguirle el paso a la naturaleza: Puede que las cepas de insectos criados en cautiverio deban ser “actualizadas” con respecto a las cepas silvestres por otras razones además de las preferencias de apareamiento. Con el tiempo, puede ser necesario aportarles a las cepas de insectos criados en cautiverio nuevo material genético del ambiente natural, para restaurarles su vigor, otorgarles nuevas características que aparecen en los insectos silvestres, etc. En los programas de TIE, esto se logra mediante la reproducción de los insectos. Sin embargo, para una empresa de ingeniería genética, transferir genes a nuevas dotaciones genéticas, ya sea mediante nuevas transformaciones o por reproducción convencional, plantea problemas de bioseguridad y puede conllevar una mayor carga de pruebas de seguridad, dados los riesgos asociados con la ingeniería genética.

Escala y costo: Las iniciativas de TIE son típicamente programas gubernamentales o apoyados por gobiernos. Y por buenos motivos: La cría masiva y posterior liberación de insectos estériles requiere típicamente una gran infraestructura. Se deben tomar muchas precauciones con las instalaciones de cría y manipulación para evitar que ellas mismas se transformen en una fuente de plagas. Los programas frecuentemente están dirigidos a grandes cultivos que requieren la distribución regular y sistemática de insectos estériles en una extensa superficie física, normalmente por avión. Las complejidades prácticas y jurídicas relacionadas son considerables y no se adecuan fácilmente al sector privado.

Contaminación de la producción orgánica: El uso de insectos manipulados genéticamente en el control de plagas también puede presentar problemas para la agricultura orgánica. Es posible que el uso de insectos manipulados genéticamente para controlar plagas no cumpla con las normas de cultivo orgánico, y dada la propagación imprecisa de los insectos liberados, puede que un agricultor orgánico no esté dispuesto a participar en un programa de ingeniería genética para el control de plagas. Además, es posible que los insectos pongan huevos transgénicos sobre cultivos orgánicos, causando una contaminación directa con transgénicos.

Según las normas de cultivo orgánico de Estados Unidos, la ingeniería genética es un “método excluido”, por consiguiente, los insectos transgénicos de Oxitec no podrían usarse deliberadamente. Pero lo que más puede preocupar a los agricultores orgánicos es el problema potencial de la contaminación. Si se detectaran insectos de Oxitec en determinada cosecha, esta ya no podría venderse como orgánica.10 Como resultado, el uso de insectos de Oxitec colocaría sobre los agricultores orgánicos la carga de evitar la contaminación con esos insectos voladores, para preservar el valor de sus cultivos y porque, si no toman medidas para evitar la contaminación con productos transgénicos, podrían perder su certificación de agricultores orgánicos.

Letalidad de acción posterior: En muchas especies de insectos plaga, no son los adultos los que dañan los cultivos, sino las larvas. Por ejemplo, la mosca del olivo inyecta sus huevos en la fruta, y es la larva la que arruina la aceituna al alimentarse desde adentro y atraer infecciones bacterianas y otras.

Típicamente, los insectos irradiados que son liberados por programas de TIE son sexualmente maduros, pero no logran reproducirse. Estos insectos (o sus parejas) no depositan entonces huevos viables en los cultivos que infestan, lo que limita el daño atribuible a la liberación de insectos.

Por otro lado, con el método de Oxitec, puede que los genes letales introducidos en los insectos transgénicos no afecten a la descendencia de esos insectos hasta la etapa larvaria avanzada. Esto significa que los huevos transgénicos se depositan en las plantas huéspedes, los huevos hacen eclosión y las larvas se alimentan de su huésped, aun si los insectos están “programados” para morir antes de alcanzar la madurez sexual. Cuando mueren, en casos como la mosca del olivo, pueden morir sobre la planta huésped o dentro de ella. Como resultado, en muchos casos, los insectos transgénicos de Oxitec y sus larvas pueden causar mayor daño a los cultivos que los insectos irradiados de la misma especie.

Además de los obstáculos de índole práctica señalados más arriba, también existe honda preocupación sobre los posibles riesgos ambientales y sanitarios relacionados con la liberación de insectos transgénicos en el ambiente. Aunque no forma parte del propósito de este artículo discutir problemas de bioseguridad, algunos ejemplos de posibles riesgos ambientales son los efectos involuntarios sobre la diversidad biológica, como plagas nuevas o más resistentes; el daño o la pérdida de otras especies y el trastorno de comunidades ecológicas y procesos de los ecosistemas; la transferencia vertical y horizontal de genes y sus consecuencias; la persistencia del transgen en el ecosistema, y las respuestas evolutivas que pueden tener consecuencias adversas.

Capítulo 6. Relación con otras empresas

Oxitec se presenta como una empresa británica independiente, pero su personal y sus ejecutivos parecen tener fuertes vínculos con la gigante agroquímica suiza Syngenta.

Antiguos ejecutivos de Syngenta ocupan dos de los cuatro puestos en el directorio de Oxitec. (Los otros dos los ocupan representantes de firmas de capital privado que han invertido en la empresa).11

Tres de los cinco integrantes del equipo directivo de Oxitec también son ex empleados de Syngenta. Hadyn Parry, director general; Camilla Beech, gerente de asuntos normativos, y Glen Slade, director de desarrollo empresarial, trabajaban en Syngenta antes de incorporarse a Oxitec.

Syngenta financió directamente investigaciones de insectos transgénicos por Luke Alphey, director de Oxitec.12 También hay vínculos entre ex empleados: la directora de desarrollo empresarial de Oxitec entre 2006 y 2010 trabajó antes en Syngenta, en la sección de fusiones y adquisiciones.13

Las empresas comparten además la misma firma consultora de relaciones públicas, que ofrece servicios de edición y comunicación a las oficinas administrativas de Oxitec y Syngenta en Suiza.14

Pese a sus numerosas conexiones, no se ha explicado públicamente cuál es la relación entre las dos empresas.

Oxitec también tiene vínculos con otras empresas derivadas, que han surgido de seis de sus solicitudes de patentes relacionadas con métodos para detectar mutaciones específicas de ADN en muestras biológicas (ver recuadro “La familia extendida de Oxitec”).

Capítulo 7. Conclusión

La ambición de Oxitec parece ir mucho más allá de los mosquitos modificados genéticamente, hasta el uso de una variedad de insectos transgénicos destinados a controlar poblaciones de plagas para cultivos de importancia mundial. Gracias a su relación públicamente ambigua pero aparentemente estrecha con Syngenta, si Oxitec obtiene la aprobación reglamentaria para sus plagas agrícolas transgénicas, podría aprovechar la experiencia de marketing y el alcance de esa gigantesca empresa: algunos ejecutivos de Oxitec eran anteriormente empleados de Syngenta, y ambas firmas comparten estrategias de comunicación.

Sin embargo, Oxitec debe superar importantes obstáculos y tiene una dependencia intrínseca de la técnica del insecto estéril. Aunque la empresa trata de presentar esta dependencia como una ventaja, enturbiando la distinción entre la TIE y la ingeniería genética, lo cierto es que la TIE, comparativamente avanzada, comprobada y bien desarrollada, así como su evolución, son sólidos argumentos en contra de los riesgos asociados con la liberación en el ambiente de plagas agrícolas transgénicas.

Por ejemplo, la empresa promueve su gusano rosado del algodonero que expresa el gen de la fluorescencia roja como un producto que facilita la detección de insectos criados en cautiverio cuando están libres en el ambiente. Sin embargo, la misma función se ha logrado durante años con tinturas, en el marco de un programa estadounidense que ha resultado muy eficaz, a tal punto que la plaga casi está erradicada y el programa de TIE, por consiguiente, casi ha finalizado. Entonces, ¿son los insectos transgénicos realmente necesarios para cumplir una función que ya cumplían las tinturas y otros marcadores en un programa sumamente exitoso?

De manera similar, Oxitec propone una mosca transgénica del olivo como una posible mejora con respecto a los programas de TIE con la misma mosca. Sin embargo, los principales avances en la TIE con la mosca del olivo en los últimos años han sido mejoras en la dieta del insecto y las técnicas de cría, cuestiones que no están relacionadas con la ingeniería genética. Y algunos investigadores están logrando la misma “ventaja” clave de la mosca transgénica del olivo que argumenta Oxitec (la mayor compatibilidad para el apareamiento con tipos silvestres) sin recurrir a la ingeniería genética.

Mediante sus reivindicaciones de propiedad intelectual, la empresa se ha colocado en posición de cosechar grandes beneficios del uso comercial de plagas agrícolas transgénicas. Sin embargo, cuando se evalúan sus méritos y se los compara con opciones no transgénicas, los insectos de Oxitec se ven como una oferta no atractiva.


RECUADRO
LA FAMILIA EXTENDIDA DE OXITEC

Personal clave e inversionistas de Oxitec han formado dos empresas derivadas en el ámbito de la salud humana, llamadas 360 Genomics y Genefirst Ltd., ambas con sede en Oxford, Reino Unido. Las dos firmas se dedican al diagnóstico basado en el ADN, y ambas parecen utilizar solicitudes de patentes presentadas por Oxitec entre 2008 y 2011.

Formada en 2007 con capital de riesgo, 360 Genomics vende actualmente pruebas de ADN para distintos tipos de cáncer humano; sin embargo, según el sitio web de la empresa, estas pruebas no cuentan con aprobación reglamentaria y están limitadas al uso con fines de investigación. La empresa llama a su tecnología “reacción de desplazamiento en cadena de la polimerasa” y sostiene que la tecnología constituye una mejora con respecto a la reacción en cadena clásica de la polimerasa. El director general de 360 Genomics es Fu Guoliang, un investigador de Oxitec. Hadyn Parry, el director general de Oxitec, integra su directorio. Casi cinco años después de la fundación de la empresa, sin embargo, 360 Genomics no está creciendo, y no parece haberse concretado la prometida alianza con una gran empresa farmacéutica.

Genefirst Ltd. es una sociedad derivada de Oxitec más nueva, fundada en 2011. Dirigida por Fu y por Luke Alphey, director científico de Oxitec, Genefirst tiene una estrategia similar a la de 360 Genomics y promete nuevos diagnósticos basados en el ADN. También parece basarse en aplicaciones de propiedad intelectual presentadas por Oxitec. Genefirst, con sede en el Reino Unido, parece estar relacionada con una firma china que tiene casi el mismo nombre, Genefirst Technology, fundada por Fu en 2009.

Notas

1 La base de datos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (PatentScope) solo contiene información limitada sobre el estado de las solicitudes de patentes, salvo en un pequeño número de países. La información disponible en PatentScope se presenta en la tabla, pero no está completa. Es posible que se hayan solicitado u otorgado patentes en otras jurisdicciones.
2 En algunas especies, con ciertas dosis de radiación, los insectos se reproducirán exitosamente, pero típicamente la progenie será estéril.
3 Gong, P. et ál. (2005). A dominant lethal genetic system for autocidal control of the Mediterranean fruit fly. Nature Biotechnology 23(4), 453-456. También: Simmons, G.S. et ál. (2011). Field Performance of a Genetically Engineered Strain of Pink Bollworm. PLoS ONE 6(9): e24110. doi:10.1371/journal.pone.0024110
4 Un cultivo trampa plantado alrededor o a lo largo del cultivo primario ofrece a la plaga un lugar alternativo para depositar sus huevos. Para la palomilla dorso de diamante, los científicos están evaluando el uso de cultivos de Brassicaceae, sobre los cuales la palomilla prefiere poner sus huevos, pero en los que los huevos normalmente no sobreviven.
5 El gusano rosado del algodonero no debe confundirse con Helicoverpa zea, Helicoverpa armigera u otras especies también llamadas “gusanos del algodonero” porque atacan el algodón, entre otras plantas.
6 Los programas de TIE utilizan trampas para detectar nuevas infestaciones y para monitorear poblaciones de insectos liberados.
7 Simmons, G.S. et ál. (2011). Field Performance of a Genetically Engineered Strain of Pink Bollworm. PLoS ONE 6(9): e24110. doi:10.1371/journal.pone.0024110
8 Ver, por ejemplo, Blake, C. y H. Cline (2010). Final curtain for pink bollworm. Southwest Farm Press, 19 de agosto. URL: http://southwestfarmpress.com/cotton/final-curtain-pink-bollworm
9 Carta del ejecutivo de Sanidad y Seguridad del Reino Unido a Oxitec, 11 de diciembre de 2011. Obtenido por GeneWatch UK en virtud de la Ley de libertad de información.
10 Sligh, Michael. Rural Advancement Foundation International, comunicación personal, 5 de septiembre de 2012.
11 Oxitec (2012). Nuestro equipo (página web). URL: http://www.oxitec.com/who-we-are/our-team/ (fecha de la consulta: 25 de octubre de 2012).
12 EFSA (2012). Base de datos de declaraciones de intereses: Declaración anual de intereses de Luke Alphey. URL: http://ess.efsa.europa.eu/doi/doiweb/wg/263347
13 Rectory Farmhouse Ltd (2012). Ann Kramer (página web). URL: http://www.rectory-farmhouse.com/our-team/ann-kramer/ (fecha de la consulta: 29 de agosto de 2012).
14 The Blue Ball Room (2012). Clientes (página web). URL: http://www.theblueballroom.com/clients.php (fecha de la consulta: 29 de agosto de 2012).

Edward Hammond dirige Prickly Research (www.pricklyresearch.com), una empresa consultora con sede en Austin, Texas, Estados Unidos. Ha trabajado en biodiversidad y enfermedades infecciosas desde 1994. Entre 1999 y 2008, dirigió Sunshine Project, una organización no gubernamental internacional especializada en el control de armas biológicas. Fue oficial de programa de Rural Advancement Foundation International (ahora Grupo ETC) entre 1995 y 1999. Tiene dos maestrías de la Universidad de Texas en Austin, donde fue becario de maestría de la Fundación Interamericana.


Publicado: Julio de 2013 -

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com