Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Arabismo y antisemitismo

20 de setiembre de 2013 - No. 132 - Año 2013

Héctor Béjar

El Estudio de la Historia, la monumental obra de Arnold Toynbee escrita a mediados del siglo pasado, esclarece y corrige los mitos occidentales sobre los árabes y el pasado sirio.

Toynbee sostiene que la península arábiga ha sido la cuna de la familia semita: de ella proceden asirios, babilonios, fenicios y hebreos. En la Edad Media la familia semita creó un pueblo y una religión, el Islam, un imperio más grande que el romano.

La Europa clásica conoció el sur de Arabia. Herodoto la menciona. Era la tierra del incienso y de las especias, lazo de unión con la India y Somalia; y con el Yemen, el reino mejor conocido de la época.

No solo son semitas los judíos. También lo son los árabes. Lo semita es una realidad étnica. Son anteriores a la aparición del Islam. Lo árabe es una opción cultural. Lo islámico es una opción religiosa.

La Liga Árabe estableció en 1946 que es árabe “una persona que habla árabe, vive en un país de lengua árabe, que simpatiza con las aspiraciones de los pueblos de lengua árabe”.

Hay semitas que no son árabes, hay árabes que no son semitas. Hay musulmanes que no son árabes ni semitas.

A partir de la mitad del cuarto milenio antes de nuestra era, los babilonios, los asirios y más tarde los caldeos, ocuparon el valle del Tigris y el Eufrates.

Hacia el 3500 AC, una emigración semita se estacionó en las tierras de los primitivos hamitas de Egipto. De la amalgama de hamitas y semitas nacieron los egipcios de la Historia. Después del 2500 AC, ocuparon Siria los amoritas y los cananeos, incluyendo a los fenicios. Hacia 1500 AC, los arameos se asentaron en Siria y los hebreos en Palestina.

Otra emigración hacia el noreste llegó al Tigris y el Eufrates, valles habitados por los civilizados sumerios que no eran semitas. Los semitas aprendieron de ellos el arte de la escritura y la irrigación. La mezcla de semitas y sumerios dio lugar a los babilonios inventores del arco y la bóveda, el carro de ruedas y el sistema de pesas y medidas.

Hacia la mitad del tercer milenio AC, otra emigración semita llevó a los amoritas a la Media Luna Fértil. Eran los cananeos, habitantes de tierras bajas que ocuparon Siria Occidental y Palestina desde 2500 AC, y el pueblo llamado por los griegos fenicio, el primero que difundió el alfabeto de veintidós signos.

Entre 1500 y 1200 AC, los hebreos se trasladaron al sur de Siria y Palestina, y los arameos hacia el norte. Son los antepasados de los actuales sirios. Los hebreos entraron a Palestina como nómadas. Mil años antes que ellos ya estaban allí los cananeos, los fenicios y los filisteos.

Entre los hebreos, los judíos (la tribu de Judá) inventaron la idea de un solo Dios, el mito de ser el Pueblo Elegido y la justificación de la Tierra Prometida para establecerse en un lugar que no era el suyo, como ha sucedido con muchos otros inmigrantes.

Quinientos años AC los nabateos fundaron su capital, Petra, en la península del Sinaí. Más de mil años después, en 700 DC, hubo una nueva migración, esta vez bajo las banderas del Islam, la de Mahoma, justificada por otro libro sagrado, el Corán.

La lengua semita sobrevivió como factor determinante. La lengua hebrea, fenicia, etiópica y arábiga son a la semita como las lenguas romances respecto del latín.

Son igualmente semitas muchos judíos y musulmanes. Así como debemos distinguir entre semitas y musulmanes, también debemos distinguir entre hebreos y judíos. Semita es la realidad étnica y racial; judía o islámica, es la opción religiosa. Los hebreos son la realidad étnica mientras el judaísmo es la opción religiosa.

Llevado al terreno político, el judaísmo se ha apropiado de lo semítico así como se ha apoderado del holocausto. Fueron víctimas del holocausto nazi no solo judíos sino gitanos, comunistas, anarquistas, homosexuales, discapacitados, personas con problemas de salud mental, socialistas y disidentes. Ellos recibieron el doble castigo de ser eliminados por sus victimarios y olvidados por quienes dicen ser las únicas víctimas del holocausto.

Héctor Béjar
www.hectorbejar.com


Publicado: 20 de setiembre de 2013 - No. 132 - Año 2013

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com