Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Cuando lo bueno se vuelve malo

21 de agosto de 2015 - No. 223 - Año 2015

Martin Khor

La volatilidad de las monedas ocupó el primer lugar de la información económica la semana pasada. Malasia es uno de los países más afectados, pero muchos otros enfrentan situaciones parecidas.

Tres hechos interrelacionados tuvieron mucho que ver en la situación de Malasia: la depreciación del yuan chino, el fortalecimiento continuo del dólar y la rápida caída de la moneda local, el ringgit.

Esto afecta a los consumidores, que sufren el aumento de los precios de los productos importados, a los fabricantes y los agricultores, que enfrentan el aumento del costo de los insumos, y a las empresas que se endeudaron en dólares. Por otro lado, se benefician los exportadores que reciben sus ingresos en moneda extranjera. Pero los efectos negativos superan a los positivos.

Además de la devaluación de la moneda, confluyen en esta situación adversa la salida de capitales extranjeros, la caída de los precios de los productos básicos, la pérdida de reservas internacionales y el deterioro de la balanza de pagos.

Una razón clave es la excesiva vinculación del comercio y las finanzas con los sistemas financieros y la economía mundial.

En los “buenos años”, cuando entraban capitales a las economías emergentes, esa vinculación se consideró positiva, así como la dependencia de las exportaciones, en tiempos de auge de los productos básicos. Pero cuando la situación externa cambia, lo bueno se vuelve malo e incluso muy malo. Y eso es lo que ocurre ahora.

Yilmaz Akyuz, economista jefe del Centro del Sur, analiza cómo en los últimos diez a quince años, algunas economías emergentes se han vuelto más dependientes y vulnerables en el sector financiero. (www.southcentre.int/research-paper-60-january-2015/) En particular, la presencia extranjera en los mercados nacionales de crédito, bonos, acciones y propiedades ha alcanzado niveles inusualmente altos, provocando conmociones financieras de los ciclos mundiales de auge y caída.

En otro documento, Akyuz examina cómo la dependencia del comercio, los fondos internacionales y el ingreso de capitales han vuelto a Malasia más vulnerable a los cambios de las condiciones económicas mundiales. (www.southcentre.int/policy-brief-20-august-2015/)

Con un alto nivel de endeudamiento de los hogares y del sector empresarial, y una deuda pública cercana al 55% del PIB, Malasia resulta vulnerable tanto en el frente externo como en el interno. ¿Cuántos países en desarrollo se encuentran hoy en una situación similar?

Martin Khor es director ejecutivo del Centro del Sur.


Publicado: 21 de agosto de 2015 - No. 223 - Año 2015

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com