Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Israel vs. Irán

Viernes 28 de setiembre de 2012 - 85 Año 2012

Héctor Béjar

Acaba de salir en Londres el libro de los analistas militares israelíes Yaakov Katz y Yoaz Hendel, Israel vs. Iran (Potomac Books, 2012). Transcribo para mis lectores algunos datos de ese libro.

El 26 de enero de 1993, el primer ministro Yitzhak Rabin declaró por primera vez que Irán es la más grande amenaza estratégica de Israel.

Israel es el único país en el mundo que ha destruido dos reactores nucleares: en 1981 los de Osirak en Irak, siguiendo la doctrina Menahem Begin de usar la fuerza para impedir que sus enemigos dispongan de armas nucleares, y en 2007 bombardeó el reactor sirio de Al Kibar atravesando ilegalmente el espacio aéreo turco.

En 2000, el profesor judío austriaco de ciencia política de la Universidad de Pardue Luis René Beres, a la cabeza de un equipo de intelectuales y técnicos, recomendó al gobierno israelí hacer la guerra a Irán.

El reporte Beres fue sometido al primer ministro Ariel Sharon en 2003 y fue aprobado. Sharon trasmitió las recomendaciones a su sucesor, Ehud Olmert, y el Alto Mando de la Israel Defense Forces (IDF).

Las opiniones se dividieron. Una corriente sostiene que Irán atacará a Israel apenas logre fabricar una bomba atómica. La otra cree que mientras el Ayatollah Ali Khamenei puede llamar a la destrucción de Israel, el presidente Mahmoud Ahmadinejad es más racional y pragmático.

Según el London Times el Proyecto 111 de Irán está intentando producir una cabeza nuclear capaz de explotar a dos mil pies. Quien está a cargo del programa es Mohsen Fakhrizadeh Mahabadi, un profesor de física, oficial de la Guardia Revolucionaria.

La política norteamericana concibe a Israel como el estado número cincuenta y uno de los Estados Unidos.

Como en Siria y Venezuela, en Irán los norteamericanos están financiando a la oposición. Quien coordina las acciones para minar el régimen es el que fue embajador ante el Sha, Uri Lubrani.

Desde el 2011, Israel ha fortalecido su convicción de que debe hacer un ataque preventivo a Irán sin pedir permiso a los Estados Unidos.

Pero una guerra contra Irán sería seguida de inmediato de ataques de Hezbollah y Hamas contra Israel, desde Líbano y la franja de Gaza. El jefe de la Fuerza Aérea, general Moshe “Bogie” Ya´alon, sostiene que Hamas y Hezbollah son tentáculos de Khamenei.

Preparándose para una guerra aérea, Israel ha estado comprando trescientos sesenta y dos jets F-161 por cuatro mil millones de dólares desde 1991, la más grande flota en el mundo después de la de los Estados Unidos.

Por su parte, Irán tiene el Shahab 3, misil con motor de combustible sólido que lo hace capaz de llegar a cualquier punto del territorio de Israel.

La capacidad defensiva de Israel depende del radar X Band localizado por el gobierno de Bush en 2008 en lo más profundo del desierto Negeb, radar que es manejado por norteamericanos.

Israel está listo para el asalto a Irán. Cien aviones de combate y helicópteros que pueden transportar tanques hasta la distancia de nueve mil millas han volado ya sobre Grecia y Gibraltar a manera de prueba. Tres submarinos Dolphin construidos en Alemania, portadores de misiles que pueden llevar cabezas de doscientos veintisiete kilos a ciento treinta kilómetros a velocidad supersónica, incluyendo cabezas atómicas Popeye turbo, están listos para atacar.

Algunos centros de investigación y experimentación nuclear iraníes se encuentran muy cerca a densas poblaciones. La guerra sería una matanza contra la población civil, cosa que Israel está acostumbrado a hacer. Sin embargo, no es fácil que los F-15 y F-16 puedan ir y regresar de sus expediciones de combate. Las defensas antiaéreas iraníes proporcionadas por Rusia tienen una precisión mortífera. Las instalaciones principales están construidas en bunkers inexpugnables de acero y concreto a las que no es fácil llegar.

La primera línea de defensa iraní tiene ciento sesenta aviones de combate. La segunda línea tiene misiles tierra aire. Los misiles Shahab y Sajilo y los BM 125 fabricados en Corea del Norte pueden alcanzar al reactor nuclear israelí de Dimona.

Para llegar a Irán, los aviones israelíes deberán cruzar la frontera turco-siria, o volar sobre territorio jordano y de Irak. También podrían hacerlo sobre Arabia Saudita, de la que ya se recibió permiso para una operación de ataque a Irán.

La máquina está caminando mientras el mundo mira a otro lado. ¿Se paralizará la cuenta regresiva?


Publicado: Viernes 28 de setiembre de 2012 - 85 Año 2012

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com