Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Contra el cambio climático: gran marcha en New York

26 de setiembre de 2014 - No. 182 - Año 2014

Juan Carlos Soriano

Los jefes de Estado y de gobierno de más de ciento veinte países, convocados por el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, participaron el 23 de setiembre en Nueva York de una gran cumbre sobre el cambio climático. Ésta ha sido, sin duda, la cita más notoria a nivel global sobre el tema en varios años. Allí, líderes de todo el mundo se reunieron para debatir, con el fin de elevar el nivel de ambición política para llevar a cabo acciones firmes frente a la crisis climática.

Ban Ki-moon, inteligentemente, organizó esta cumbre como un acto adicional y distinto a las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. La urgencia y gravedad de la crisis climática es tan real que la comunidad internacional debe de tomar medidas más rápidamente de lo que hasta ahora ha sido capaz en el proceso de negociaciones.

Actualmente, el nivel de ambición política de los países dista mucho de lo que recomienda la ciencia. En el papel, los gobiernos acordaron dentro de las negociaciones limitar el incremento de la temperatura del planeta en dos grados centígrados. Sin embargo, los actuales compromisos voluntarios de reducción de emisiones nos ponen camino a un incremento de temperatura entre cuatro y seis grados centígrados. En otras palabras, existe una brecha de la ambición política que nos pone rumbo al abismo.

En este contexto, el principal objetivo del gobierno peruano hacia la Conferencia de las Partes (COP 20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de diciembre en Lima es el de elaborar el borrador de un acuerdo climático para que pueda ser aprobado en la COP 21 de París el 2015.

Dos días antes de esta cumbre, el 21 de setiembre en Nueva York, más de mil cien organizaciones formaron parte de la denominada Marcha Climática de los Pueblos, la movilización contra el cambio climático más grande de la historia. Más de trescientas mil personas se congregaron en la Gran Manzana. Fue un acto sin precedentes por su tamaño, belleza y visibilidad.

La cumbre y la Marcha Climática de los Pueblos se realizaron en un momento clave: los científicos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) han determinado categóricamente que nos estamos quedando sin tiempo para evitar efectos catastróficos. En realidad, el cambio climático ya está aquí. Estamos viendo los impactos devastadores en todo el mundo: sequías extremas, incendios forestales sin precedentes, inundaciones nunca antes vistas y escases de alimentos.

Es por eso que los organizadores de la marcha resaltaron los impactos inmediatos del cambio climático y la necesidad de que nuestros gobernantes tomen una acción rápida para afrontarlo, y no se queden en simples palabras.

La Marcha Climática de los Pueblos buscó reivindicar el mundo por el cual luchamos, un mundo con una economía centrada en las personas y el planeta. Un mundo, en definitiva, a salvo de los estragos del fenómeno climático.

Sabemos que ninguna reunión o cumbre “resolverá este problema” por sí sola. Por eso, gran parte del propósito de la marcha fue organizar y construir una fuerza mundial para hacer frente a la industria de los combustibles fósiles y promover un cambio energético global para lograr un mundo más justo, seguro y pacífico.

En Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Europa y Estados Unidos, esto se traducirá en la organización de otra movilización aún mayor en los próximos meses a favor de la desinversión de los combustibles fósiles. En gran parte de Asia y África, esto significará la ampliación de la actual lucha contra el carbón y otras energías sucias, y una reorientación hacia energías renovables y repartidas justamente con base en la comunidad.

En Filipinas, se llevará a cabo una gran movilización, a la que esperamos se unan muchas personas más en todo el mundo, con motivo del primer aniversario del tifón Yolanda.

En América Latina, continuaremos la lucha contra las técnicas de fractura hidráulica (fracking) en la extracción de hidrocarburos, la agroindustria en Brasil y en Perú prepararemos acciones de movilización en forma paralela a la COP 20 de Lima. Para todos y todas, esto significará seguir construyendo un movimiento más fuerte y unido para solucionar esta crisis climática.

Juan Carlos Soriano, coordinador de 350.org para América Latina.


Publicado: 26 de setiembre de 2014 - No. 182 - Año 2014

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com