Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Bananeras de hoy

Viernes 06 de julio de 2012 - 73 Año 2012

Héctor Béjar

Tuvimos repúblicas bananeras. Ahora tenemos repúblicas soyaleras y mineras. En Paraguay ya mandan los reyes de la soya (o soja).

En artículo reciente el analista Idilio Méndez Grimaldi hace un recuento de los sucesos paraguayos.

21 de octubre de 2011. El Ministerio de Agricultura y Ganadería autorizó la semilla de algodón transgénico Bollgard BT de Monsanto. El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE) se opuso por carecer de los dictámenes del Ministerio de Salud y de la Secretaría del Ambiente.

La Unión de Gremios de Producción (UGP) exigió la destitución del jefe de SENAVE. La UGP está dominada por el Grupo Zuccolillo, socio de Cargill, una de las corporaciones ganaderas más grandes del mundo. Aldo Zuccolillo publica el diario ABC Color.

15 de junio. Monsanto presentó otra variedad de algodón, doblemente transgénico: BT y RR o Resistente al Roundup.

ABC Color denunció por corrupción a la ministra de Salud, Esperanza Martínez, y al ministro del Ambiente, Oscar Rivas, que se negaron a dar dictamen favorable.

15 de junio de 2012. Sucesos de Canindeyú en la frontera con Brasil. Las tierras del Estado eran pretendidas por Blas Riquelme, ex presidente del Partido Colorado y senador de la República, dueño de supermercados y ganaderías. Propietario de Morombí, setenta mil hectáreas.

El Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, protagonista del hecho, fue entrenado en Colombia bajo el gobierno de Álvaro Uribe. Los campesinos que quieren tierras son tratados como terroristas.

Ahora ya no habrá problemas. Después del golpe contra Fernando Lugo, Monsanto manda en Paraguay. Abastece de semillas a tres millones de hectáreas que produjeron siete millones de toneladas de soya en el 2010.

El agronegocio produce 6,000 millones de dólares anuales, el treinta por ciento del PBI. Pero el impuesto a la tierra es apenas el 0,04 por ciento de la presión tributaria, unos cinco millones de dólares. (Banco Mundial. “Impuesto Inmobiliario: herramienta clave para la descentralización fiscal y el mejor uso de la tierra”. Volumen I, 2007).

El ochenta y cinco por ciento de las tierras de Paraguay, treinta millones de hectáreas, está en manos del dos por ciento de propietarios.

La conducta de los terratenientes frente a la presión social es criminalizar y expulsar a los campesinos.

En el siglo XVII los jesuitas organizaron en sus misiones una utopía terrenal. En el siglo XIX Paraguay fue gobernado por José Gaspar Rodríguez de Francia, dictador perpetuo hasta su muerte en 1840. No había Estado, no tenía ministros, y no se permitió en el ejército un grado mayor que el de alférez. Se incrementó la agricultura, la ganadería y la industria casera. Las grandes propiedades fueron convertidas en “estancias de la patria”: allí se cultivaba alimentos que eran suministrados gratis a la población.

Muerto Francia, Carlos Antonio López organizó la educación pública gratuita y obligatoria y redujo al mínimo la tasa de analfabetismo. Construyó el primer ferrocarril de Sudamérica, instaló telégrafos y promovió la industria naviera y metalúrgica.

Pero fue castigado. En la Guerra de la Triple Alianza (1865–1870) Paraguay luchó contra Brasil, Uruguay, Argentina e Inglaterra. El historiador Felipe Pigna asegura que un millón trescientos mil habitantes quedaron reducidos a trescientos mil, la mayoría sólo niños y mujeres. Las “estancias de la patria” desaparecieron. El ferrocarril y la línea de telégrafos fueron confiscados.

La Guerra del Chaco de los treinta con Bolivia, la guerra civil de 1947 y la dictadura pro nazi de Alfredo Stroessner desde 1954 a 1989, treinta y cuatro años, marcaron el siglo XX.

En los últimos cuarenta años Paraguay perdió noventa por ciento de sus bosques vírgenes.

Entre 1970 y 2009 tuvo el más alto crecimiento económico de América Latina, 7,2 por ciento anual. Tiene la tercera mayor zona de libre comercio del mundo: Ciudad del Este, después de Miami y Hong Kong.

En 2010 creció en 14.5 por ciento. ¿Y de qué le sirve? Su PBI per cápita es el más bajo de Sudamérica después de Bolivia. Mientras las fortunas de los ricos engordan hasta reventar, la orden con los despojados es: dispara primero, piensa después. Los amos de la soya son también los dueños de la democracia.


Publicado: Viernes 06 de julio de 2012 - 73 Año 2012

1 comentario

  1. La destitución del presidente Lugo pone en escena una nueva modalidad del ejercicio de los poderes fácticos. Ahora ya no son los “Gorilas” de las fuerzas armadas los que dan los golpes de Estado, han sido reemplazados por señorones de cuello y corbata, diz que “padres de l Patria” los que se juntan para velar por los intereses y privilegios de los empresarios y las transnacionales. ¿Y la ONU?. ¿Y la OEA?.Solo la unidad latinoamericana podría generar nuevos rumbos. Ojala no sea ya tarde par ello.

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com