Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

G-20: poco probable que se cure el malestar de la economía mundial

23 de setiembre de 2016 - No. 278 - Año 2016

Aldo Caliari

La economía mundial experimenta un malestar, y a juzgar por el comunicado final, acompañado de cien documentos, entre ellos unos treinta planes de acción, de la cumbre anual del G-20, que tuvo lugar el 4 y 5 de setiembre en la ciudad china de Hangzhou, parece poco probable que pueda curarse.

Desde que el G-20 comenzó la reunión de Jefes de Estado, en noviembre de 2008, la comunidad de formulación de políticas económica ha tenido sus ojos puestos en el Grupo.

En ese momento se reveló a sí mismo como un actor eficaz tomando medidas enérgicas para coordinar las acciones para detener lo que podría haber sido de otra manera una fusión global, a pesar de que algunos observadores advierten que esas medidas habían sido ya acordado de forma individual por cada país, por lo que la agrupación como tal no fue la fuerza propulsora de ellos.

Sin embargo, una fuerte recuperación de la economía mundial ha eludido hasta ahora las acciones del G-20 en posteriores y sucesivas reuniones anuales. Esto ha ocurrido a pesar de las cada vez mayores actividades del Grupo.

El comunicado de Hangzhou fue acompañado por más de cien documentos, más de treinta de los cuales son las iniciativas o planes de acción aprobados por el G-20.

En su intervención en la Cumbre, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, resumió la situación afirmando que el crecimiento había sido “demasiado lento, durante demasiado tiempo y demasiado poco”.

El comunicado del G-20 reconoció que “el crecimiento es aún más débil de lo deseable. Los riesgos de deterioro permanecen debido a la volatilidad potencial en los mercados financieros, las fluctuaciones de precios de las materias primas, el comercio y la inversión lenta, y la productividad y el crecimiento del empleo en algunos países”.

¿Los acuerdos de Hangzhou ayudarán a superar los desafíos económicos globales? Es improbable.

En tres áreas de reforma que deberían ser centrales en los esfuerzos para revitalizar la velocidad y la inclusión del crecimiento, la agenda del G-20 resultó inquietantemente equivocada: la reforma estructural, la regulación financiera y el comercio y la inversión.

Aldo Caliari es director del Proyecto Repensando Bretton Woods del Center of Concern de Washington.

El artículo completo en inglés se encuentra aquí.


Publicado: 23 de setiembre de 2016 - No. 278 - Año 2016

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com