Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Réplicas del terremoto Trump

25 de noviembre de 2016 - No. 287 - Año 2016

Martin Khor

Después del terremoto que significó la elección de Donald Trump, las réplicas comenzaron a sentirse en al menos tres áreas clave: la economía mundial, el comercio internacional y el cambio climático.

Los capitales están empezando a abandonar los países en desarrollo, afectando a sus monedas; existen fuertes señales de que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) se desvanecerá; y en la conferencia sobre el clima de Marrakech se especulaba si Trump finalmente retiraría a Estados Unidos del Acuerdo de París.

Cuando el presidente electo designó como principal estratega de la Casa Blanca al polémico conservador extremista Stephen Bannon, el mundo también se preguntó qué ocurrirá con las nuevas políticas de inmigración, las Naciones Unidas o la OTAN.

El primer efecto concreto en el mundo real se hizo sentir en las monedas y en el flujo de fondos en las economías emergentes.

El dólar se fortaleció ante la expectativa de que Trump invierta masivamente en infraestructura. Esto podría generar presiones inflacionarias, por lo que aumenta la probabilidad de que la Reserva Federal suba las tasas de interés en diciembre.

Por otra parte, muchos miles de millones de dólares que se habían trasladado a las economías emergentes en busca de mayor rendimiento están regresando al ahora atractivo mercado estadounidense, y se prevé que esta reversión de los flujos se acelere.

En cuanto al TPP, los efectos electorales fueron rápidos. El Congreso de Estados Unidos debe ratificarlo antes de la toma de posesión de Trump el 20 de enero, pero el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ya anunció que este año no se votaría. Y sin Estados Unidos, el TPP no puede sobrevivir, ya que es necesario que lo ratifiquen al menos seis de los 13 países miembros con el 85% del PIB total.

Un tema de gran preocupación es la política comercial. Trump ha adelantado que aplicará fuertes aranceles a las importaciones de China y México. Pero de hacerlo, Estados Unidos debería abandonar la OMC, lo que tendría un impacto enorme en el sistema multilateral de comercio.

Y más aún lo es el cambio climático. Si Estados Unidos abandona el Acuerdo de París, como prometió Trump durante la campaña, los efectos serían desastrosos. Liberado del compromiso de reducir para 2025 sus emisiones en un 26-28% por debajo de los niveles de 2005, su gobierno podría ignorar las órdenes ejecutivas de Obama y las normas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para reducir las emisiones de las centrales de energía existentes.

Aunque el presidente de Francia, François Hollande, declaró en Marrakech que “Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero, debe respetar los compromisos que ha asumido” y subrayó el carácter “irreversible” del Acuerdo de París, las perspectivas no son buenas.

Trump anunció para la dirección de la EPA a Myron Ebelll, un negacionista del cambio climático conocido por sus opiniones sobre los mitos del calentamiento global.

Martin Khor es director ejecutivo del Centro del Sur.


Publicado: 25 de noviembre de 2016 - No. 287 - Año 2016

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com