Archivo RTM
TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

¡Cuidado con el Impuesto de ajuste fronterizo!

17 de febrero de 2017 - No. 297 - Año 2017

Martin Khor

El gobierno de Donald Trump está estudiando una nueva y letal forma de proteccionismo, que podría tener efectos devastadores para los países en desarrollo y desestabilizar la economía mundial.

El denominado “Impuesto de ajuste fronterizo”, que pretende reducir el enorme déficit comercial de Estados Unidos, gravaría las importaciones de bienes y servicios, al tiempo que subvencionaría a sus exportaciones.

Por otra parte, algunas empresas estadounidenses que se instalaron en países en desarrollo para bajar costos y desde allí exportan a Estados Unidos, estarían pensando en regresar a casa, ya que el nuevo proyecto tributario reduciría los incentivos para operar desde el extranjero, al no poder reclamar deducciones fiscales por los bienes importados de sus filiales.

El Impuesto de ajuste fronterizo forma parte de un proyecto de ley de reforma tributaria del cual el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, es su principal impulsor.

Trump, que en un principio criticó el plan por “demasiado complicado” y se inclinó por imponer un arancel a los productos de China y México, ahora lo estaría considerando seriamente.

A diferencia del arancel, que se percibiría como una medida abiertamente proteccionista, el Impuesto de ajuste fronterizo sería parte de una revisión del sistema de tributación de las empresas, cuya tasa se reduciría del actual 35% al ​​20%. Y se aplicaría un impuesto del 20% a sus importaciones.

Por otra parte, el nuevo impuesto permitiría a las empresas deducir sus ingresos por exportaciones de su renta imponible, lo que aumentaría su beneficio neto (después de impuestos).

Sin duda, el nuevo impuesto provocará la reacción de los socios comerciales de Estados Unidos, que podrían demandarlo ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). La exención del impuesto a la renta para las exportaciones podría considerarse como una subvención, algo que prohibe el Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias.

Pero existe la posibilidad de que Trump cumpla su amenaza de abandonar la OMC si se presentan demandas contra Estados Unidos, lo que causaría una gran crisis en el comercio multilateral.

El plan tributario cuenta con numerosos críticos en Estados Unidos, como el ex secretario del Tesoro Larry Summers -quien advirtió que agravará la desigualdad, impondrá cargas punitivas a sectores con alto contenido de importaciones y perjudicará la economía internacional-, el editor de la influyente revista Forbes, el republicano Steve Forbes -quien lo calificó de “descabellado”- o Walmart, la mayor empresa minorista del mundo.

Por otra parte, podría provocar un aumento del dólar de entre el 15% y el 20%, lo que según Summers provocaría crisis financieras en algunos mercados emergentes.

Aún no está claro por qué optará finalmente Trump. Pero ya sea impuestos arancelarios o fronterizos, los países en desarrollo deberían prestar atención a las políticas comerciales que se están cocinando en Washington. De lo contrario, un día podrían despertarse en un mundo en el que sus productos no puedan entrar a Estados Unidos y las empresas que estaban felices de hacer dinero en esos países deban hacer sus maletas y volver a casa.

Martin Khor es director ejecutivo del Centro del Sur.


Publicado: 17 de febrero de 2017 - No. 297 - Año 2017

Sin Comentarios

Envíe su comentario

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Contact Form Powered By : XYZScripts.com